23 de enero de 2013 / 03:32 p.m.

 Rusia cerrará la estación militar de radar de Gabalá, que se encuentra en territorio de Azerbaiyán, fronterizo con Irán, anunció hoy Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso.

""Ahora mismo tiene lugar un proceso de cierre de esa estación que llevará varios meses. Los colegas azerbaiyanos están al tanto"", señaló Lavrov en rueda de prensa.

Lavrov explicó que la parte azerbaiyana exigía un alquiler desorbitado por el arrendamiento de la estación, por lo que Moscú optó por el desmantelamiento del radar.

""El tema está definitivamente cerrado. Estábamos dispuestos a lograr un acuerdo, pero nuestros amigos azerbaiyanos decidieron no ceder en el precio"", subrayó.

Según las agencias rusas, Azerbaiyán fue subiendo gradualmente el precio del alquiler según avanzaban las negociaciones desde los actuales 7 millones de dólares anuales hasta los 300 millones.

El ex ministro de Defensa, Anatoli Serdiukov, propuso a Bakú prolongar hasta 2025 el contrato de alquiler de Gabalá suscrito en 2002 y se comprometió a costear la modernización de la estación.

Con todo, el Ministerio de Defensa ha asegurado que el cierre de Gabalá no influirá en el sistema de alerta temprana en caso de ataque con misiles.

De hecho, el presidente ruso, Vladímir Putin, inauguró a finales de diciembre pasado una nueva estación de radar en Armavir, en la región de Krasnodar (mar Negro), que reemplazará a Gabalá en lo que se refiere al control del flanco sur del país.

Putin propuso en 2007 al entonces líder estadounidense, George W. Bush, la posibilidad de utilizar Gabalá para detectar la trayectoria y los eventuales blancos de misiles procedentes de Irán.

Ubicado a unos 200 kilómetros de la frontera con Irán y puesto en servicio en 1985, el radar permite controlar parte importante del hemisferio sur, ya que tiene un alcance de unos 6 mil kilómetros, aunque no sirve para guiar cohetes interceptores.

El radar permite detectar y calcular la trayectoria y los blancos de misiles procedentes de Irán o Irak, pero también de misiles balísticos y de crucero lanzados desde bombarderos, buques y submarinos estadounidenses.

El radar de Gabalá cubre los territorios del norte de África, Turquía, Irak, Irán, Arabia Saudí, la India, Pakistán y el océano Índico hasta Australia.

 — EFE