20 de diciembre de 2013 / 05:23 p.m.

SEGEZHA.- El ex magnate petrolero ruso Mikhail Jodorkovski fue liberado el viernes luego de una amnistía del presidente Vladimir Putin y voló a Berlín, tras 10 años en prisión que muchos interpretaron como el castigo por sus ambición de llegar al Kremlin.

Jodorkovski, que antes de caer en desgracia fue el hombre más rico de Rusia con la privatización de la industria petrolera en la era pos soviética, salió de prisión directo al aeropuerto.

"Puedo confirmar que Mikhail Jodorkovski aterrizó hoy en (el aeropuerto) Berlin Schoenefeld", dijo a Reuters un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores.

Y una fuente gubernamental dijo que su amnistía privaría a los detractores del presidente de una razón para acusarlo de no respetar los derechos humanos, en momentos en que Rusia está bajo el foco internacional como organizador de los Juegos Olímpicos de invierno del próximo febrero.

La liberación del empresario de 50 años, un símbolo de la primera generación de capitalistas surgida tras el derrumbe de la Unión Soviética, alegró a la comunidad de negocios en Rusia.Inversores dijeron que podría aliviar los temores de los empresarios por el uso que el Kremlin hace de la justicia con fines políticos.

Al decretar el viernes la amnistía, Putin dijo que actuaba "guiado por los principios de la humanidad". Y tras una rueda de prensa de cuatro horas, Putin dijo que Jodorkovski había pedido clemencia.

Estaba previsto que el empresario fuera liberado en agosto del 2014, pero sus partidario temían que a último momento fuera ampliada la condena, como ocurrió en el pasado.

Jodorkovski estaba preso en el campo de trabajo de Segezha, cerca de la frontera con Finlandia, a 300 kilómetros del círculo polar ártico y en una zona famosa porque en el pasado fue parte del sistema de gulags de Stalin.

Los críticos de Putin dicen que su condena representa el constante mal uso del sistema judicial por parte del Kremlin para perseguir y castigar a sus detractores.

Las autoridades lo niegan, afirmando que los jueces son independientes y Putin no toma medidas contra sus opositores.

La amnistía de Jodorkovski ilustra, según analistas, la confianza de Putin, reafirmando que está en pleno control de Rusia tras haber acabado con una ola de protestas callejeras.

El presidente ruso también dijo que dos miembros del grupo de punk Pussy Riot serían liberadas bajo una amnistía aprobada por el Parlamento esta semana.

Jodorkovski, uno de los poderosos "oligarcas" enriquecidos durante los caóticos años de la presidencia de Boris Yeltsin, fue encarcelado bajo cargos de fraude y evasión fiscal.

Su compañía, Yukos, fue escindida y vendida, principalmente a la petrolera estatal Rosneft, hoy comandada por Igor Sechin, un aliado de Putin.

Reuters