EDUARDO GUTIÉRREZ SEGURA
7 de agosto de 2017 / 12:44 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Una niña miedosa, impuntual, torpe, pero muy soñadora descubre, con la ayuda de una peculiar gatita, todo su potencial: su pasado como princesa y su presente como una guerrera lista para salvar al mundo. Serena Tsukino no está sola, cuatro amigas la acompañan en su lucha contra el mal. Todas juntas son las Sailor Scouts que luchan por el amor y la justicia.

Todo es parte de la trama de Sailor Moon, que regresa a la pantalla de Azteca 7, hoy a las 16:20 horas.

Hace 21 años, el anime conquistó no solo a las niñas, sino también a los pequeños que diariamente apresuraban la salida de la escuela para ser testigos de las aventuras de sus cinco heroínas, quienes provenían de la prehistoria, reencarnaciones de la realeza del Milenio de Plata, destruido por la ambición de la reina Beryl de sumir a la Tierra y la Luna a las ordenes del Negaverso.

La historia posee tintes románticos que recuerdan al mito griego de Selene y Endimión, encarnado en el amor que logra traspasar al tiempo entre Serena y Darien. Echa mano, en su primera temporada, de la tradición budista al presentar a sus villanos en los Cuatro Reyes Celestiales: Jedite, Neflyte, Zoycite y Malachite, inspirados de acuerdo a la autora de la serie, Naoko Takeuchi, en las deidades conocidas como Shitennō.

La candidez de Serena, traducida a veces en torpeza, encuentra en Tuxedo Mask (el disfraz de superhéroe de Darien), Mina (Sailor Venus), Ami (Sailor Mercury), Rei (Sailor Mars) y Lita (Sailor Jupiter) sus mejores aliados para sortear la responsabilidad de proteger a los habitantes de nuestro planeta. Conforme avanza la trama, a ellas se unen otras luchadoras provenientes de los restantes planetas del sistema solar externo: Uranus, Neptune, Pluto y Saturn.

A Sailor Moon se le puede considerar una historia adelantada a su tiempo, en la antesala del nuevo milenio se tuvieron que realizar algunas modificaciones. Dos de los Reyes Celestiales, Zoycite y Malachite, eran una pareja homosexual. En México se transformó al primero en mujer para evitar conflictos.

Haruka (Sailor Uranus) y Michiru (Sailor Neptune) pueden fácilmente identificar a un amor lésbico.

Mientras que rumbo al cierre de la historia aparecen las Sailor Starlights: Fighter, Maker y Heale, que antes de transformarse son hombres, Seiya, Taiki y Yaten. Dichas referencias, de carácter inclusivo, hicieron de Sailor Moon un programa inolvidable, que busca con su re-estreno seguir cosechando fans.

Cuenta ya con el apoyo de miles de seguidores que en redes sociales comparten anécdotas de infancia, detallan las últimas noticias respecto a nuevas versiones y comercializan los productos que llevan impresos las imágenes de las cinco chicas que con su amor, valor y lealtad conquistaron su corazón.

Mención aparte merece el talento que se conjuntó para realizar el doblaje, tanto para la voz de los personajes, como para los recordados temas de inicio y final que marcaron una época en la televisión. El trabajo de adaptación de Loretta Santini y la voz de Marisa de Lille fueron la delicia de los seguidores.

Aquel 1996 fue Adriana de Castro, conductora del espacio Caritele, quien invitó a todos a preparar su videocasetera para grabar el corte de salida, “Movimiento del Corazón”, cuando lo transmitieron por primera vez en su totalidad.

Las voces que se escucharán nuevamente esta tarde son las de Patricia Acevedo (Serena), Rossy Aguirre (Sailor Mercury), Mónica Manjarrez (Sailor Mars), Araceli de León (Sailor Jupiter), María Fernanda Morales (Sailor Venus) y Genaro Vasquéz (Tuxedo Mask); mientras que los inseparables compañeros felinos de las chicas encontraron en Rocío Garcel (Luna) y en Salvador Delgado (Artemis) a sus perfectos artífices de doblaje.

De la primera etapa de Sailor Moon, que arranca en unas horas su transmisión, conmueve el sacrificio que las cuatro guardianas de la Princesa de la Luna hacen para que ésta consiga el máximo propósito: salvar a la humanidad, en el capítulo 45.

Emociona, en el capítulo 46, la batalla final entre la reina Beryl y Serena, quien recibe el voto de confianza de sus hermanas en batalla y juntas maximizan el poder del Cristal de Plata.

Las memorias, nostalgia, mensajes y animación de esta aventura están de vuelta para invitar a los seguidores de ayer y a las nuevas generaciones a responder al lema de batalla: ¡Por el poder del prisma lunar!

pm