26 de noviembre de 2013 / 09:20 p.m.

Roma.- El partido Forza Italia de Silvio Berlusconi anunció hoy su abandono de la coalición de gobierno de Enrico Letta, un día antes de que sea votada en el Senado la expulsión del ex primer ministro italiano, condenado en vía definitiva por fraude fiscal.

En rueda de prensa, los líderes de Forza Italia en la Cámara de diputados y en el Senado, Renato Brunetta y Paolo Romani, respectivamente, confirmaron el fin de la colaboración con el Ejecutivo.

Asimismo, se pronunciaron contra la llamada Ley de Estabilidad o presupuestal del Ejecutivo de Letta y dijeron estar "listos" para pasar a la oposición.

"No existen las condiciones para proseguir la colaboración con este gobierno", declaró Romani.

Por su parte, Brunetta atacó la política económica de Letta, a la que calificó como "un total fracaso".

"Forza Italia no votará la Ley de Estabilidad, pues no fueron aceptadas nuestras propuestas sobre temas como la casa, el Impuesto al Valor Agregado, la circulación de efectivo o la seguridad", agregó.

Sin embargo, la salida de Forza Italia no significará la caída del gobierno de Letta.

Ello debido a que esa formación política -apenas resucitada- quedó dividida y entró en conflicto con el recientemente creado partido Nueva Derecha, encabezado por el ex "delfín" de Berlusconi y ministro del Interior, Angelino Alfano, que aun mantiene su apoyo al Ejecutivo.

Con Alfano se pasaron cinco ministros del ex Partido del Pueblo de la Libertad de Berlusconi, además de decenas de diputados y senadores, por lo que por ahora ha quedado garantizado el apoyo parlamentario al gobierno.

Sin embargo, el abandono de Forza Italia se daba por descontado, debido a que este miércoles se espera que el Senado se pronuncie por la expulsión de Berlusconi en cumplimiento de la Ley Severino, que prevé ello para los condenados a más de dos años de cárcel.

El pasado 1 de agosto Il Cavaliere fue sentenciado en vía definitiva a cuatro años de cárcel por fraude fiscal.

En tanto, los abogados de Il Cavaliere, Niccoló Ghedini y Franco Coppi consideraron "irreal" la posibilidad de que su cliente sea arrestado una vez que haya sido expulsado del Senado y perdido la inmunidad parlamentaria.

En rueda de prensa en Roma, descartaron igualmente que el presidente, Giorgio Napolitano sea el autor intelectual del presunto complot que Berlusconi ha denunciado.

Asimismo, confirmaron que por ahora sólo analizan la posibilidad de presentar una impugnación contra la sentencia definitiva por fraude fiscal contra el ex premier, que la víspera anunció la existencia de supuestas pruebas que echarían abajo las acusaciones en su contra.

NOTIMEX