22 de agosto de 2013 / 03:17 p.m.

El responsable del departamento de prisiones del Ministerio del Interior, Mustafa Baz, informó que Mubarak quedará ingresado en el hospital militar de Maadi a petición propia.

Decenas de seguidores de Mubarak y de periodistas se hallaban congregados en el exterior de la prisión de Tora a la espera de la salida inminente de Mubarak.

Un tribunal penal del norte de El Cairo ordenó ayer la puesta en libertad provisional de Mubarak, al haber superado el plazo máximo para seguir en prisión preventiva.

Poco después, el primer ministro egipcio, Hazem al Beblaui, en su calidad de vicegobernador militar, emitió anoche un decreto para poner a Mubarak bajo arresto domiciliario "en el marco del estado de emergencia" que rige en el país a raíz de la última ola de violencia.

La excarcelación de Mubarak se produce al haber expirado su prisión preventiva en la causa abierta contra él por haber supuestamente recibido regalos valorados en millones de libras egipcias de parte del conglomerado de instituciones periodísticas estatales Al Ahram.

Mubarak también sigue encausado por la muerte de manifestantes en la revolución de 2011 que lo derrocó, por el desvío de fondos públicos para construir y rehabilitar sus mansiones particulares, y por enriquecimiento ilícito y daño premeditado a los fondos públicos vinculados con la venta de gas a Israel.

Por estas causas, se mantiene la prohibición a Mubarak de viajar fuera de Egipto y se conservan sus cuentas congeladas, han anunciado fuentes judiciales.

EFE