20 de marzo de 2013 / 10:38 p.m.

Washington DC -Baltimore • El candidato a la vicepresidencia de El Salvador por el partido FMLN, Oscar Ortiz, instó hoy a los salvadoreños en Estados Unidos a que se inscriban y voten en los comicios de 2014, al asegurar, en una entrevista con Efe, que serán clave para construir un país "más sostenible".

"Los salvadoreños han demostrado que pese a las dificultades para establecerse en EU, han sabido salir adelante. Tenemos que seguir construyendo un país que en el mediano plazo sea más sostenible", dijo Ortiz, compañero de fórmula del candidato presidencial del FMLN y actual vicepresidente, Salvador Sánchez Cerén.

Ortiz instó a los casi dos millones de salvadoreños en Estados Unidos a que aprovechen el "derecho histórico" de poder votar en el exterior y, con cédula de identidad en mano, se inscriban en el padrón electoral entre abril y agosto próximos a través de sus consulados.

"Queremos que los salvadoreños voten, y sean parte de la visión del futuro del país que queremos", enfatizó Ortiz, al destacar que el aporte de la diáspora salvadoreña va más allá de las remesas familiares, que en 2012 totalizaron cuatro mil millones de dólares. Ortiz consideró que los salvadoreños en EU deben asumir el reto de ampliar su participación política en este país y también en El Salvador.

"En los próximos cinco a diez años, El Salvador no puede solo depender de las remesas: necesitamos crear nuestra propia dinámica de soporte económico para construir un país cada vez más productivo, más fuerte, y con más fuentes de empleo", señaló.

El gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) quiere "abrir un puente de negocio económico entre los salvadoreños en EU y los de allá", para potenciar el intercambio económico y las oportunidades de inversión en la economía nacional, explicó Ortiz.

Las remesas deben convertirse "en un recurso de multiplicación productiva", tal como ya han hecho con mucho éxito países como México, dijo. En ese sentido, la visita de Ortiz es parte de la "consulta nacional" del FMLN para elaborar el plan de Gobierno que presentará con miras a las presidenciales de 2014.

Ese plan de Gobierno para 2014-2019 se apoya en cuatro pilares: desarrollo económico, cambio social, protección del medio ambiente y transformación del Estado. Ortiz defendió las medidas del Gobierno del presidente Mauricio Funes para reducir la violencia, incluyendo el polémico "acuerdo de no agresión" entre las pandillas.

Gracias a las políticas de "inclusión social" y a programas de prevención de la violencia, El Salvador registra 38 crímenes por cada cien mil habitantes, y en 2012 hubo una reducción de 1,700 crímenes, señaló Ortiz.

Ortiz es alcalde de Santa Tecla (departamento de La Libertad), una de las ciudades más golpeadas por la guerra civil en la década de 1980 y que, según los observadores, ha surgido como ejemplo de transformación en el país centroamericano.

El exlíder guerrillero -ingresó en el FMLN a los 17 años con el alias de "comandante Guillermo"- aseguró que la lucha armada, que concluyó con un acuerdo de paz en 1992, "no es algo que la gente busque", sino que obedeció a la polarización del país.

Ortiz valoró el apoyo del Gobierno de Barack Obama para "fortalecer la estabilidad política y social" en su país, en concreto la extensión del Estatus de Protección Temporal (TPS) para unos 250 mil salvadoreños indocumentados; la cooperación en la lucha antidrogas, y las ayudas para reducir la violencia.

También agradeció la asistencia de EU a través de la Cuenta del Milenio para el desarrollo económico y las actuales negociaciones para "Milenio II", que beneficiaría a la zona costera.

"Antes de 2009 se advertía de que la llegada de un Gobierno de izquierda iba a crear confrontación con EU, y nada de eso ha sucedido; todo lo contrario, la buena noticia es que vamos a seguir fortaleciendo la relación" con EU, subrayó Ortiz.

Según él, si las elecciones presidenciales se realizaran hoy, el FMLN estaría en las mejores condiciones para ganarlas, no sólo porque está "bien evaluado" sino porque ha avanzado en asuntos como las reformas social y política, y se ha promovido el acceso de las mujeres a cargos públicos y el voto desde el exterior.

EFE