EFE
20 de junio de 2013 / 01:11 p.m.

Teherán• El Consejo de Guardianes de la Constitución de Irán ha sancionado el resultado de las elecciones presidenciales del pasado 14 de junio, que dieron el triunfo en primera vuelta al reformista moderado Hasan Rohaní, con lo que dan por concluido el proceso de estos comicios.

El Ministerio del Interior señaló hoy que, en una carta fechada ayer, el Consejo de Guardianes, compuesto por doce clérigos y jurisconsultos musulmanes chiíes de alto rango que supervisan la vida política del régimen teocrático de la República Islámica, "ha confirmado la validez de las undécimas elecciones presidenciales"

"De este modo, el hoyatoleslam doctor Hasan Rohaní ha sido elegido como nuevo presidente de la República Islámica de Irán", dice la nota, que agradece la amplia participación en los comicios, que superó el 72 por ciento.

Rohaní fue elegido el pasado viernes con casi 19 millones de votos, el 50,7 por ciento de los emitidos que suponen un cuarto de la población total de Irán, entre seis candidatos de los ocho que había considerado aptos previamente el Consejo de Guardianes, entre 686 aspirantes inscritos.

La victoria de Rohaní en primera vuelta fue inesperada, pues los favoritos para ocupar la presidencia eran los candidatos del ala ultraconservadora principalista islámica, cercanos al líder supremo, ayatolá Ali Jamenei, que quedaron muy alejados del reformista moderado.

El Consejo de Guardianes descalificó previamente a los aspirantes considerados más fuertes frente al sector principalista islámico, el ex presidente reformista moderado Akbar Hashemi Rafsanyani y el nacionalista conservador y liberal en materia social Esfandiar Rahim Mashaei, patrocinado por el presidente saliente, Mahmud Ahmadineyad.

Está previsto que Rohaní haga una visita protocolaria al líder supremo Jamenei, que tiene un poder omnímodo en el régimen, el 1 de agosto próximo y que tome posesión del cargo el 3 de agosto, para sustituir a Ahmadineyad, que ha cumplido los dos mandatos de cuatro años consecutivos en el cargo que le permite la Constitución.