MULTIMEDIOS DIGITAL
13 de julio de 2018 / 07:55 a.m.

ESPECIAL.- Sandra Oh hizo historia ayer al convertirse en la primera mujer de origen asiático en ganar una nominación al Emmy dentro de la categoría de Mejor Actriz en una serie de drama.

"Estoy tratando de encontrar las palabras adecuadas para esto", dijo la actriz a The Hollywood Reporter tras saber de su histórica nominación, gracias a su papel en Killing Eve, de BBC America. "Estoy absolutamente emocionada. Siento mi comunidad en todo momento, soy mi comunidad en todo momento. Estoy feliz no sólo por el show y por mí y mi familia, sino también por mi comunidad; afortunadamente, mi comunidad puede sentir que también tiene representación".

Sandra Oh, quien protagoniza Killing Eve en el papel de una espía, ya había sido nominada al Emmy cinco veces, entre 2005 y 2009, gracias a su papel en Grey's Anatomy. Sin embargo, hasta ahora sólo había recibido candidaturas como Actriz de Reparto; además, nunca se llevó la estatuilla. 

En 2010, Archie Panjabi de The Good Wife se convirtió en la primera actriz de origen asiático en ganar un Emmy, en la categoría de Actriz de Reparto.

Aziz Ansari, Riz Ahmed y BD Wong también ganaron nominaciones el año pasado, con lo que la representación de las minorías aumentó en la ceremonia.

Ahmed ganó el Emmy al Mejor Actor en un drama por The Night Of, de HBO, convirtiéndose en el primer hombre de origen asiático en ganar un Emmy.

Ansari se llevó el galardón al Mejor Guión para una serie de comedias, gracias a su trabajo en Master of None.

Además de Sandra Oh, la escritora Phoebe Waller-Bridge también obtuvo un nominación por Killing Eve.

jeem