25 de julio de 2013 / 03:30 p.m.

Bogotá• El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, hizo hoy por primera vez en la historia del país un reconocimiento público de la responsabilidad del Estado en delitos cometidos durante medio siglo de conflicto armado.

"El Estado colombiano ha sido responsable, en algunos casos por omisión, en otros casos por acción directa de algunos agentes del Estado, de graves violaciones a los derechos humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) ocurridas a lo largo de estos 50 años de conflicto", dijo Santos en la Corte Constitucional.

El mandatario hizo estas declaraciones en su discurso de defensa del llamado Marco Jurídico para la Paz, el modelo de justicia diseñado en el Congreso para la transición de una Colombia en conflicto a un país en paz.

Santos se comprometió a que este reconocimiento sea "un primer paso para que hacia adelante los agentes del Estado" reconozcan su responsabilidad y "puedan participar en los mecanismos de justicia transicional".

"Y si vamos verdaderamente hacia el fin del conflicto, los miembros de las (guerrillas) FARC y del ELN, y los desmovilizados de las autodefensas (paramilitares), responsables de violaciones a los derechos humanos e infracciones al DIH deberán también asumir su propia responsabilidad. Esto es fundamental", agregó.

En la audiencia convocada por el Constitucional para estudiar si el Marco Jurídico para la Paz se ajusta o no a la Carta Magna, Santos desestimó la tesis de los críticos del citado acto legislativo, quienes sostienen que abre una puerta a la impunidad.

"Es la primera vez que Colombia se toma en serio la lucha contra la impunidad de los hechos cometidos en el conflicto", consideró el mandatario, al explicar que por eso ha descartado "pretender investigar todos los hechos cometidos en medio siglo de violencia y procesar a todos los responsables y luego no cumplir".

Precisamente ese es el punto cuestionado por la Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, que elevó una demanda de inconstitucionalidad ante el Alto Tribunal al considerar que los principios de "selección" de los culpables y de "priorización" de los delitos que contempla el marco impedirán que se haga justicia.

"No solo no abre espacios a la impunidad, óigase bien, sino que satisface de la manera más amplia posible los derechos de las víctimas en un conflicto altamente inhumano", dijo Santos antes de sentenciar: "no se trata de sacrificar la justicia para lograr la paz, sino de como lograr la paz con un máximo de justicia".

Santos incluyó este modelo de justicia transicional en su estrategia para acabar con el conflicto colombiano, que comprende una negociación con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en curso desde hace ocho meses en La Habana.

"Estamos ante una posibilidad real, a mi juicio la mejor de nuestra historia, de poner fin al conflicto armado interno", dijo el presidente, al hacer hincapié en el apoyo internacional al proceso que está en marcha, porque "la paz de Colombia es también la paz del continente".

JIMENA CAMPUZANO