25 de enero de 2013 / 01:46 p.m.

 El Senado de Estados Unidos llegó hoy a un principio de acuerdo para modificar algunas de sus reglas de votación y trámite con el objetivo de hacer más difícil el bloqueo de un proyecto de ley y ganar en productividad.

El acuerdo fue negociado por el líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, y el de la minoría republicana, Mitch McConnell, quienes aceptaron una serie de recomendaciones elaboradas por un grupo bipartidista de senadores.

Aunque los cambios acordados y pendientes de votación son menores, el objetivo es establecer un tono diferente para el nuevo periodo de sesiones tras haber dejado atrás uno de los más improductivos desde la Segunda Guerra Mundial.

Las nuevas normas persiguen que sea más difícil bloquear un proyecto de ley cuando se somete por primera vez a consideración, una táctica empleada frecuentemente por la minoría republicana en los últimos meses.

Sin embargo, se mantiene el actual mínimo necesario (60 de los 100 senadores) para votar un proyecto de ley, lo que otorga un poder a las minorías mucho mayor al que tienen en la Cámara de Representantes.

Los cambios también se traducirán en la eliminación de algunos obstáculos para enviar una medida legislativa a la Cámara baja, así como en una mayor facilidad para confirmar los nombramientos judiciales, aunque no los puestos del gabinete gubernamental.

Ha sido ""un acuerdo bipartidista en lugar de una confrontación"", explicó el senador demócrata Dick Durbin, quien sostuvo que gracias a ello hay ""un ambiente muy positivo"" para iniciar el periodo de sesiones número 113 del Congreso.

En un comunicado, el presidente de EU, Barack Obama, subrayó que ""con demasiada frecuencia"" en los últimos cuatro años un senador o un puñado de ellos ""han podido bloquear o demorar unilateralmente una legislación bipartidista con el único propósito de anotarse un punto político"".

""En momentos en que nos enfrentamos a decisiones críticas"" sobre temas como el control de las armas, la reforma del sistema migratorio y la creación de empleos ""no podemos permitirnos una obstrucción innecesaria"", agregó el mandatario demócrata, quien se declaró complacido por el acuerdo entre los senadores.

EFE