9 de diciembre de 2013 / 02:09 p.m.

Washington.- En el Senado está tomando forma una votación para renovar la prohibición a las armas plásticas capaces de burlar los detectores de metal y radiógrafos en aeropuertos y escuelas días antes del aniversario del mortal tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook en Connecticut.

La votación programada para el lunes con el fin de renovar la prohibición otro decenio responde a la amenaza cada vez mayor de las impresoras en tercera dimensión que pueden producir estas armas. Pero parece seguro que los partidarios del control de las armas perderán una campaña para imponer restricciones adicionales y más estrictas sobre las armas plásticas, un recordatorio poco agradable de su fracaso en lograr la implementación de nuevas prohibiciones federales en el año transcurrido desde que 20 niños de primer grado y seis maestros fueron asesinatos en Newtown, Connecticut.

"El grupo de presión de las armas todavía tiene un poder enorme en Washington. Francamente, más de lo que pensé que les quedaba", dijo el senador Chris Murphy, demócrata por Connecticut, que representó a Newtown el año pasado en la Cámara.

En algo que ilustra los obstáculos que han afectado las fuerzas del control de las armas, un esfuerzo del senador Chuck Schumer, demócrata por Nueva York, para hacer que las armas plásticas se puedan detectar mejor al exigir que tengan una pieza permanente de metal, parece que fracasará el lunes. A su plan se oponen los republicanos y la Asociación de Portadores de Armas (NRA).

Se espera que el Senado apruebe con facilidad una prórroga de 10 años a la prohibición, que de otra manera expiraría el martes.

En un comunicado la semana pasada, la NRA no expresó oposición a renovar la ley. Pero el cabildeo a favor de las armas indicó que combatiría cualquier nueva exigencia, incluida la propuesta de Schumer "o cualquier otra que infrinja nuestros derechos de la Segunda Enmienda" a tener armas.

La prohibición se aprobó inicialmente en 1988 bajo el presidente Ronald Reagan y se ha renovado con facilidad dos veces. La Cámara aprobó una renovación de 10 años el martes pasado.

AP