14 de enero de 2013 / 03:43 p.m.

Un profesor de religión de la ciudad española Orense (Galicia, norte de España) fue acusado de abusar presuntamente de ocho niños durante los años 2003-2011, por lo que fue separado de su trabajo.

Los promotores de la acción penal fueron los padres y madres del Colegio Público Virgen del Camino de Rubiá de Valdeorras.

El escrito de la Fiscalía, según medios locales, asegura que “valiéndose de su condición de profesor, se aprovechó de la edad de los niños que tenía como alumnos para lograr su satisfacción ilícita”.

La conducta concretada en 8 delitos de abusos sexuales continuados merece para la fiscalía una pena de privación de libertad de 19 años, junto a una sanción económica que oscila entre los 2.000 y los 4.000 euros en función de cada menor.

Como consecuencia se dictó una orden de alejamiento de al menos 500 metros de distancia, así como una prohibición de comunicarse por cualquier medio con los menores durante cinco años.

El aspecto frágil del profesor de religión, un hombre de baja estatura, con poco pelo, vestido siempre de colores azul marino, aspecto clerical y un tanto taciturno, no hacía pensar a sus compañeros que pudiera tratarse de “un presunto abusador”, según sus compañeros profesores.

 — JOSÉ ANTONIO LÓPEZ