13 de noviembre de 2013 / 11:43 p.m.

Caracas.- El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró hoy que Venezuela será un país "inexpugnable" militarmente y afirmó que aunque sea un país de paz no es una "patria boba" ni "cobardona".

"Nosotros no nos metemos con nadie pero vamos a hacer inexpugnable nuestro país nuestras ciudades", indicó Maduro tras asistir a un ejercicio militar en el estado occidental Cojedes, junto a la cúpula castrense del país.

"Que ellos sepan que estos sistemas de armas tan efectivos, tan eficientes, van a estar en todos los sistemas montañosos que protegen las ciudades de nuestra patria venezolana", indicó el presidente venezolano.

Maduro insistió en que su Gobierno instalará un sistema antiaéreo en los barrios de las urbes del país, aunque sin ofrecer detalles.

"Que nadie se acerque jamás nunca a amenazar a nuestra patria", dijo, al asegurar: "más nunca nuestra tierra la tocará un soldado imperialista".

"Que seamos una patria de paz no quiere decir que seamos una patria boba, sumisa, escurridiza, cobardona, como algunos quieren que nos convirtamos: en una patria cobardona, no seríamos patria seríamos solo un país, un país más, un país cobardón, sumiso", dijo.

Aseguró además que la Fuerza Armada venezolana tiene "los primeros elementos" para defender al país de la guerra cibernética, una defensa que Venezuela tiene que "perfeccionar".

En ese sentido volvió a atacar a la oposición de su país afirmando que "un día de elecciones esta derecha alocada puede hacer un ataque cibernético contra el sistema electoral y tenemos que estar preparados".

Maduro destacó que los militares venezolanos ahora continúan el camino de fortalecer la Fuerza Armada que inició Hugo Chávez, fallecido el pasado 5 de marzo como consecuencia de un cáncer.

Venezuela ha hecho en los últimos años importantes inversiones en armamento convirtiéndose en el principal cliente en América Latina de la industria militar rusa a la que ha comprado armamento por valor de 11.000 millones de dólares.

EFE