MULTIMEDIOS DIGITAL
30 de diciembre de 2016 / 09:34 a.m.

ESPECIAL.- Sergio Mayer pasó un día en la cárcel... pero por una buena causa.

El actor y productor llevó a los reclusos de Santa Marta la obra de teatro ‘Un Grito de Libertad’, en la cual algunos internos tuvieron la oportunidad de participar.

“Cuando vean esa energía con todos los actores, además con una obra maravillosa de Miguel de Cervantes Saavedra, que además la escribió cuando estuvo preso, para estar libre de mente. Esta obra habla de la libertad, puedes estar encerrado pero tu mente estar libre”, expresó a un programa televisivo.

Por más de 35 semanas, los reclusos ensayaron la puesta en escena, misma que presenció Gabriela Goldsmith.

“Reitero mi admiración y mi respeto por un trabajo maravillosamente bien hecho, además de que todos ellos son súper cálidos”, indicó.