13 de junio de 2013 / 02:50 p.m.

Tokio • El gobierno de Corea del Sur lamentó hoy que Corea del Norte intente distorsionar la verdadera razón sobre la cancelación de la reunión intercoreana del miércoles, pero instó al régimen de Pyongyang a reanudar las negociaciones.

El régimen del líder Kim Jong-un culpó este jueves al gobierno de Seúl de la suspensión en último momento del diálogo de alto nivel entre las dos Coreas e indicó que no buscará ninguna negociación por el momento.

En un comunicado, un portavoz del Comité para la Reunificación Pacífica de Corea señaló que las autoridades surcoreanas nunca mostraron intenciones reales para negociar a nivel gubernamental los asuntos intercoreanos pendientes.

"Esto prueba completamente que la parte surcoreana no tenía intención de celebrar conversaciones desde el principio y que sólo buscaba crear un obstáculo para los diálogos, retrasarlos y torpedearlos después de tomar parte de mala gana en la reunión", indicó.

"El reciente comportamiento provocativo, descortés e inmoral, del grupo de títeres nos hizo pensar de nuevo en si será posible discutir los asuntos de manera adecuada o mejorar las relaciones intercoreanas incluso si comienzan en el futuro los diálogos entre las autoridades".

Ambas Coreas acordaron celebrar en Seúl su primera reunión de alto rango en seis años, pero Corea del Norte la canceló unilateralmente porque no estuvo de acuerdo por el aviso de Corea del Sur de que estaría representada en los diálogos por un viceministro.

En un comunicado de prensa, el Ministerio de Unificación dijo que las palabras del Comité para la Reunificación Pacífica de Corea no eran verdad, de acuerdo a la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

"Es muy lamentable que el Norte hiciera públicos unilateralmente los contenidos de las conversaciones a nivel de trabajo y distorsionara los hechos", manifestó el ministerio.

En el comunicado, se indica que Seúl deja abierta la puerta del diálogo y espera que Corea del Norte acepte las discusiones a nivel gubernamental de manera sincera y responsable.

En este sentido, el mismo Ministerio de Unificación informó que Corea del Norte no respondió, por segundo día consecutivo, a una llamada realizada por Corea del Sur a través de la línea de comunicación de la aldea de la tregua de Panmunjom.

El gobierno surcoreano realizó una llamada a Corea del Norte a través del canal de enlace de la Cruz Roja en Panmunjom, restablecido el viernes pasado, pero la parte norcoreana no contestó al teléfono, según el ministerio.

NOTIMEX