1 de abril de 2013 / 03:41 a.m.

El ministro de Defensa indicó que se creará un sistema de ataque para neutralizar rápidamente las amenazas nucleares y de misiles, mientras mejora significativamente su capacidad de vigilancia y reconocimiento.

 Seúl -Incheon • Corea del Sur reveló hoy detalles sobre su futuro plan de emergencia de "disuasión activa", que permitirá al Ejército lanzar una acción preventiva contra Corea del Norte si muestra signos de un ataque nuclear o de misiles inminente.

El ministro de Defensa, Kim Kwan-jin, entregó a la presidenta Park Geun-hye un informe anual que incluye el nuevo plan de contingencia, en un ambiente marcado por la tensión tras las continuas amenazas a Seúl y Washington del régimen de Kim Jong-un.

El ministro resumió que el Ejército sudcoreano está trazando una "disuasión activa" y "creará un sistema de ataque para neutralizar rápidamente las amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte, mientras mejora significativamente su capacidad de vigilancia y reconocimiento".

Defensa acelerará a antes de la fecha prevista de 2015 el despliegue de un sistema conocido como "kill chain" o "cadena de destrucción", capaz de detectar, apuntar y destruir blancos nucleares y de misiles de Corea del Norte.

El ministerio sudcoreano también acelerará la creación e implementación de un sistema propio de defensa antimisiles, adelantará el despliegue de aviones espía estadounidenses Global Hawk y para 2021 planea haber puesto en órbita al menos dos satélites militares de espionaje.

El nuevo plan de contingencia ante la amenaza norcoreana se formalizará en octubre de este año, cuando los jefes de defensa de Corea del Sur y Estados Unidos mantengan su reunión anual en materia de seguridad, según el Ministerio.

La presentación hoy del informe responde a la prolongada campaña de amenazas a Seúl y Washington que Corea del Norte inició a principios de mes, cuando la ONU amplió sus sanciones al país comunista por su reciente prueba nuclear de febrero.

En esta línea, Pyongyang reafirmó el sábado su intención de avanzar en el desarrollo de armas nucleares, solo un día después de anunciar que ha entrado en un "estado de guerra" con el Sur, que sin embargo no ha detectado movimientos inusuales en las tropas del país vecino.

Ambas Coreas, cuyas relaciones se encuentran seriamente deterioradas desde 2010, permanecen técnicamente enfrentadas desde la Guerra de Corea (1950-53), que concluyó con un armisticio nunca sustituido por un tratado de paz definitivo.

EFE