27 de octubre de 2014 / 02:05 p.m.

EU.- Aunque su mayor deseo es dedicar cada momento lejos de los escenarios a disfrutar de su hijo Milan, fruto de su relación con el futbolista Gerard Piqué, Shakira es consciente de que debe realizar un esfuerzo para intentar encontrar un "justo y necesario" equilibrio entre las "distintas facetas de su vida", por lo que se obliga a pasar parte de su tiempo libre lejos de su pequeño para poder concentrarse exclusivamente en ella misma. "La maternidad produce una revolución no solo del cuerpo, sino también de la mente en todos los aspectos. La vida empieza a cambiar. Ahora por ejemplo me cuesta mucho más tener momentos para mí, y lo más difícil es encontrar ese balance porque siempre que tengo algún momento libre quiero aprovecharlo con Milan. Pero sé que es justo, necesario y sano que pueda alcanzar a compaginar todas las distintas facetas de mi vida. Pero bueno, en eso estamos yo y el resto de millones de mujeres en el mundo que intentamos hacer malabarismos cada día", confesó la artista durante un encuentro con sus fans en México que ha compartido a través de su cuenta de Twitter.Pero por suerte para ella, Shakira cuenta con un apoyo constante por parte de Piqué a la hora de educar a su hijo, lo cual le ayuda a compaginar su vida doméstica y su exitosa carrera como estrella musical al mismo tiempo que le hace sentirse enormemente agradecida por tener a su lado un "hombre familiar"."Para él es verdaderamente importante la familia, es un hombre muy familiar. Compartimos los mismos valores y eso es una de las cosas más importantes, eso es lo que hace especial nuestra unión", declaraba recientemente la colombiana durante una entrevista en el programa brasileño 'Domingo Espetacular'.

Foto: Reuters

BANG SHOWBIZ