NOTIMEX
23 de septiembre de 2015 / 10:01 a.m.

Naciones Unidas.- La cantante colombiana Shakira presionó este martes a la comunidad internacional a redoblar la inversión en el desarrollo de los niños, debido a que las condiciones de la primera infancia determinan no sólo la capacidad cerebral, sino la salud adulta.

En rueda de prensa en la sede de la ONU, Shakira unió su voz a la del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para subrayar que nuevas investigaciones apuntan que no solo es crucial la educación y la alimentación en la primera infancia, sino crecer en un ambiente libre de violencia.

De acuerdo con investigaciones científicas avaladas por Unicef, la extrema pobreza, la violencia doméstica y los conflictos armados alteran la expresión genética de una persona y determinan su vida durante la edad adulta.

"Invertir en el ECD (Desarrollo Infantil Temprano) impulsa el crecimiento económico, reduce la desigualdad y ayuda a eliminar el crimen y la violencia. Realmente funciona. Es sin duda una de las más efectivas manera de garantizar un mundo más estable, pacífico y próspero", dijo Shakira.

La cantante expresó sin embargo que hace falta mayor compromiso de los líderes del mundo en el tema, a fin de que la inversión en el desarrollo infantil se convierta en la prioridad número uno en la agenda social.

"Es cuestión de colocar a los niños y sus necesidades al centro del debate económico, social y político. Las necesidades de los niños, en términos de nutrición y estimulación, necesitan ser una prioridad por sobre cualquier otra inversión humana", aseveró.

Subrayó asimismo que en la visita del Papa Francisco a Estados Unidos y a la ONU pediría a este líder religioso abogar por una mayor inversión en la educación infantil, lo que reduciría como resultado la violencia en el mundo.

"La educación es la manera más efectiva para lograr un mundo más próspero y estable, y yo le diría al Papa que sume su voz a esta causa por la educación de los niños, para acabar la pobreza y la desigualdad", afirmó.

De acuerdo con Unicef, invertir en el desarrollo temprano infantil es una de las más efectivas herramientas para avanzar la agenda social sostenible.

Estudios basados en 73 países sugieren que elevar el ingreso a educación preescolar aumenta los salarios entre seis y 17 dólares por cada dólar invertido en este nivel educativo, lo que arroja beneficios potenciales de largo plazo de entre 11 mil a 34 mil millones de dólares.

Unicef resaltó además que cada dólar invertido en mejorar el desarrollo temprano de los niños genera retornos cuatro o cinco veces mayores y, a menudo, mucho más elevados.

Anthony Lake, director de Unicef, manifestó que las nuevas revelaciones científicas en torno al efecto de la nutrición, el estímulo mental y la protección de la violencia debe cambiar la manera en que se percibe el desarrollo temprano en la infancia.

"Para darle a cada niño una oportunidad más justa en la vida debemos invertir temprano, invertir de manera igualitaria y de modo inteligente, y no sólo en educación, sino en salud, nutrición y en protegerlos de la violencia", precisó Lake.