URIEL REYNA| @URIELITOREYNA
10 de agosto de 2016 / 06:23 a.m.

MONTERREY.- Procedente de Los Ángeles, California, y con 4 horas de retraso en su vuelo, Laura Pausini arribó a Monterrey 15 minutos después de las 00:00 horas.

Un blusón color melón, sombrero negro, además de pantalón y botas negras, fue el atuendo con el que la italiana llegó al Aeropuerto Internacional de Monterrey.

“Disculpe, estoy medio muerta, disculpe. Un vuelo muy complicado”, fueron las primeras declaraciones de la cantante a Multimedios Televisión.

Posteriormente, una fanática vestida de Adelita y con sombrero charro se acercó a ella para saludarla.

“Hola señora, me dio casi un beso en la boca. No se puede entre mujeres, señora. Gracias señora, eres bellísima. Yo tengo otro tipo de gorra pero tú eres más linda que yo”, fue como, sonriente y de muy buen humor, saludó la cantante a su fanática.

Laura demostró su emoción por estar en la Ciudad, pues dijo que ha ensayado mucho su tour “Similares” y presentará una gran producción. Además, desmintió que su hija la acompañe en el escenario.

“Mi niña no sube al escenario conmigo, pero de alguna manera ustedes la conocerán”, declaró la cantante.

Quien sí subió al escenario junto a ella fue Chiquis Rivera, esto durante su presentación en Los Ángeles, California.

Al cuestionarle a Pausini si le gustaría grabar algún tema bajo el género de banda, aseguró no ver la hora de poder hacerlo.

Fue así como sonriente, aunque cansada pero muy accesible, Laura Pausini llegó a Monterrey.