1 de agosto de 2013 / 02:09 a.m.

La Habana • Siete muertos y 41 heridos, ocho de ellos graves, es el saldo de una intoxicación masiva con alcohol de uso industrial, alcohol metílico, conocido popularmente como "alcohol de madera" y comercializado en el mercado negro, que desde hace décadas abarca casi toda la vida nacional, trascendió hoy en La Habana.

El hecho se registró en la populosa y humilde barriada de La Lisa a partir de las ventas realizadas por "una ciudadana residente en el mismo municipio", quien compró el alcohol a "dos individuos que trabajaban en el Instituto de Farmacia y Alimentos, quienes lo robaron de uno de los locales de esta entidad" estatal, informó el ministerio de Salud.

Agregó que "en un policlínico del municipio de La Lisa, en el oeste de la ciudad, se presentaron varios pacientes con síntomas de intoxicación por alcohol metílico: náuseas, dolores de cabeza, decaimiento, vómito y problemas de visión".

"A pesar de las medidas adoptadas por el personal médico, fue inevitable la muerte de siete personas. Todavía se encuentran ingresados 41 pacientes, ocho de ellos en estado grave", dijo el ministerio al reseñar el incidente, el mayor de este tipo que se recuerde en décadas..

La institución médica informó que "el alcohol metílico, o metanol se utiliza como reactivo para laboratorios y centros de investigación y es muy tóxico para humanos cuando se consume. Puede causar ceguera y muerte", e instó a la población a recurrir al médico de inmediato de observar alguno de esos síntomas.

Una "comisión multidisciplinaria", en la que participa la policía, prosigue la investigación de los hechos, puntualizó. El robo al Estado, durante 50 años dueño casi absoluto de la economía, se ha convertido en una práctica generalizada que ejercen los cubanos para enfrentar el alto costo de la vida o la escasez de productos.

Ese mercado abarca desde productos alimentarios y de uso personal, hasta servicios y artículos de recambio e industriales.

MANUEL JUAN SOMOZA