NOTIMEX
27 de junio de 2017 / 02:08 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Héctor Soberón declaró que ha perdido varios proyectos de trabajo, luego de que el año pasado una seguidora lo acusó de secuestro, violación y de "haberla embarazado”.

“Sí me afectó porque me crearon una imagen que no es, pero vamos adelante, lo estoy demostrando poco a poco. Mi trabajo habla por mí y la persona que soy, las puertas se están empezando a abrir y afortunadamente todo va muy bien”, comentó.

El histrión precisó que tenía varias propuestas de empleo en Estado Unidos.

"Cuando se difundió todo esto, me las cancelaron diciendo que no podían con un problema de este tipo", mencionó.

Pero él insiste en que no conoce a Brigitte Karen Rivera, quien asegura que Soberón es padre de su hijo. Tiempo atrás afirmó a una revista que él la había secuestrado y abusado sexualmente, que su niño de ahora cinco años es producto de ese ataque.

En octubre de 2016, afuera del teatro Venustiano Carranza de la Ciudad de México, el actor fue agredido por la ahora procesada luego de terminar la función de la obra “Blanca Cheves y sus Siete Briagos”.

“Todo fue un montaje de la revista. Dijeron que yo agarré al niño y en ningún momento me le acerqué, ni siquiera abrí la boca, me quedé callado”, expresó.

Ante esa situación se presentó un proceso legal contra Brigitte Karen Rivera y la revista que publicó ese supuesto zafarrancho.

Con respecto a su esposa, Héctor Soberón aseguró que esa farsa le dio risa y todo está bien entre ellos.

“La historia que inventaron es inverosímil porque no puedo estar en dos lugares al mismo tiempo; con entradas y salidas tanto de Estados Unidos como de México y sellos oficiales, es muy difícil. Se dijeron muchas mentiras, pero estoy muy tranquilo. Sí me afecto a nivel anímico y personal, sobre todo a mis hijas, pero no debo nada”, señaló.

En caso de que le pidieran practicarse una prueba de paternidad, aseveró que lo haría sin problema porque todo es falso.

“El niño tiene papá y no puede tener dos papás. Si me exigen hacérmela, me la hago, pero no tengo obligación de lo que ella esté diciendo, pidiendo y exagerando. Sabemos de dónde proviene todo el relajo, todo está mal infundado. No soy de los que se prestan para decir mentiras, me quisieron chantajear y extorsionar, pero les salió el tiro por la culata”, dijo.



jeem