MULTIMEDIOS DIGITAL
9 de septiembre de 2016 / 10:38 a.m.

ESPECIAL.- A cuatro años de haberse separado de Tom Cruise, todo parece indicar que Katie Holmes aún paga las consecuencias.

Según contó una fuente a Radar Online, cuando la pareja firmó el divorcio, Holmes debió comprometerse a estrictas condiciones por parte de Cruise, entre las que se le exigía no hablar del actor durante los próximos cinco años y tampoco hacer pública ninguna relación.

Lo anterior podría explicar la razón por la que la actriz no hace pública el tan especulado romance con Jamie Foxx.

“Katie firmó una cláusula en su acuerdo de divorcio, que le prohíbe hablar de Tom Cruise o salir con otro hombre públicamente durante los cinco años que siguen de su divorcio [...] Ella tiene derecho a salir con hombres, pero no puede hacerlo públicamente, ni debe dejar que ninguno de sus novios se acerque a su hija Suri”.

Cabe destacar que, según se detalla, al momento del acuerdo Cruise le dio a Suri 5 millones de dólares y 4.8 para su hija, por lo que de incumplir el acuerdo, la actriz debería pagarle dicha cantidad.