ALBERTO SANTOS | @ALBERTO_SANTOS
23 de julio de 2016 / 12:21 p.m.

MONTERREY.- Ante un escaso pero fiel público fue como la banda canadiense Simple Plan retornó a la ciudad de Monterrey.

La banda se presentó anoche en la Arena Monterrey después de tres años de aquella presentación en el MTV World Stage.

Prometieron que este concierto, parte de su Tour 2016, quedaría plasmado para la historia, y así fue, pues la asistencia del público fue tan poca que destacaban muchos huecos en el recinto.

La banda, conformada por Pierre Bouvier, Jeff Stinco, Sébastien Lefebvre, David Desrosiers y Chuck Comeau, se apoderó del escenario en punto de las 21:30 horas.

“Hola Monterrey. Quiero ver a todos con las manos en el aire”, dijo Bouvier, para iniciar el recorrido musical con “Opinion Overload”.

Entre los asistentes se podían observar a adolescentes y treintañeros que buscaron recordar su adolescencia.

Tras reasignar espacios debido a los huecos que quedaban más cerca del escenario, el público se entregó por completo a los canadienses.

La velada continuó con éxitos como “Jet Lag”, “Jump” y “I'd Do Anything”, mientras que Pierre se dio el tiempo para convivir con sus fanáticos, pues aprovechó cada momento entre canción y canción para interactuar con ellos. Las fans se emocionaron al escucharlo hablar español.

La producción fue sencilla, solo se limitó a sus instrumentos, un equipo de luces y en el fondo una gran manta negra con el logotipo del grupo. Esto no fue impedimento para que ellos disfrutaran, saltaran y cantaran éxitos como “Welcome to My Life”, “I Refuse, Your Love Is a Lie” y “Singing in the Rain”.

Uno de los momentos que más llamó la atención de la presentación fue cuando tocaron los temas “Uptown Funk” y “Can't Feel My Face” muy a su estilo. Al principio causó gran sorpresa para los fanáticos, pero terminaron coreando los cóvers de Mark Ronson y The Weeknd.

Con el tema “I'm Just a Kid", del disco No Pads, No Helmets... Just Balls, que lanzaron al mercado en el año 2002, marcaron el inicio del fin del concierto. Los fanáticos no podrían creer que en un abrir y cerrar de ojos trascurrió casi una hora.

Después de una salida en falso, la agrupación retornó al escenario para despedirse con temas como "Shut Up", "Perfect World", "This Song Saved My Life" y "Perfect"

La banda se despidió prometiendo regresar muy pronto.