EFE
18 de mayo de 2013 / 11:54 p.m.

La Paz • La Central Obrera Boliviana (COB) conminó hoy al Gobierno de Evo Morales a volver mañana al diálogo sobre su demanda de mejores rentas de jubilación, o empezará el lunes con más fuerza la tercera semana del conflicto, informaron sus dirigentes.

El máximo dirigente de la COB, el minero Juan Carlos Trujillo, dijo hoy en una rueda de prensa que "convoca" y "conmina" al Ejecutivo a sentarse a más tardar mañana en una mesa de negociación para reanudar el diálogo que quedó en suspenso hace tres días.

El conflicto cumplió 13 días este sábado en medio de una pausa de fin de semana en las protestas que hasta ayer se desarrollaron con manifestaciones, choques con la policía y el bloqueo de rutas para presionar al Gobierno por una modificación de la ley de pensiones, que permita aumentar el pago de las jubilaciones.

Los sindicatos reclaman básicamente cambios que les permitan recibir al jubilarse una pensión equivalente al 100 % de los últimos salarios ganados y no igual a un 70 %, como establece la ley.

El Gobierno ha rechazado la propuesta con el argumento de que eso haría insostenible un fondo de jubilaciones en el tiempo, pero hizo otras propuestas para tratar de conseguir un acuerdo con la COB, aunque también declaró ilegal la huelga de los sindicatos.

Los sindicatos del magisterio, trabajadores en salud, docentes universitarios y los mineros de la mina estatal Huanuni mantienen sus respectivas huelgas en apoyo a la COB.

El Gobierno anunció el viernes que efectuará los descuentos salariales correspondientes a los sectores que cumplen el paro, alegando que "día no trabajado" es un "día no pagado".

El presidente boliviano, Evo Morales, insistió este sábado en un discurso en acusar a la COB de haber convertido su movilización en "una conspiración derechista" que, a su juicio, está siendo vencida.

Los sindicatos han rechazado las denuncias de Morales y le han acusado de usar esos argumentos para no atender su demanda de mejorar las jubilaciones.