27 de octubre de 2013 / 07:38 p.m.

Bruselas.- Siria envió a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) su plan de destrucción de armas químicas dentro del plazo fijado, como parte del acuerdo alcanzado en septiembre pasado entre Rusia y Estados Unidos.

"El envío de Siria está en línea con la fecha límite fijada por el comité ejecutivo de la OPAQ en su decisión del 27 de septiembre, en la que se le emplazaba a una declaración inicial completa para el 27 de octubre", señaló en un comunicado el organismo con sede en La Haya.

La declaración presentada por Damasco permite establecer los planes para llevar a cabo una destrucción sistemática, total y verificada de las armas químicas y de las instalaciones de producción y ensamblaje", explicó la OPAQ, recién galardonada con el Premio Nobel de la Paz.

El documento enviado por Siria incluye un plan para la destrucción que será estudiado por el Consejo Ejecutivo de la OPAQ y un listado de las instalaciones y actividades no prohibidas por la Convención sobre Armas Químicas, pero que pueden ser sometidas a medidas de verificación.

Asimismo, la OPAQ informó que ya ha enviado al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el primer informe mensual de su misión en Siria, donde analiza los progresos realizados desde que las inspecciones empezaron en ese país a principios de este mes.

La misión de inspectores internacionales había verificado hasta el viernes pasado 19 de los 23 sitios del arsenal químico cuya información ha facilitado Damasco.

Los inspectores llegaron el pasado 1 de octubre a Damasco para verificar la aplicación de la resolución 2118 de las Naciones Unidas, que ordena la destrucción del arsenal químico de Siria, estimado en más de mil toneladas, antes de mediados de 2014.

La resolución alejó la amenaza lanzada por Estados Unidos y otros países de emprender una acción militar contra el régimen de Bashar al-Assad, al que atribuyen el ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto, que dejó más de mil 400 muertos.

Por otro parte, al menos 19 grupos opositores sirios rechazaron categóricamente participar en la Conferencia de Paz Ginebra-2, convocada por Estados Unidos y Rusia para hallar una salida política a la guerra civil.

"Declaramos que la Conferencia Ginebra 2 no es ni será jamás la elección de nuestro pueblo", informaron los grupos opositores en un comunicado leído anoche por Ahmad Eissa al-Sheikh, el comandante de la brigada local Suqour al-Sham que forma parte del Ejército Libre Sirio.

Advirtieron que los eventuales participantes en esa conferencia cometerán una "traición" de la cual deberán responder "ante nuestros tribunales".

La oposición siria, muy dividida respecto a una participación en esa conferencia de paz que ya ha sido postergada varias ocasiones, exige garantías de que la misma desembocará en una partida del presidente al-Assad, a lo que el régimen sirio se opone enérgicamente.

El enviado especial de las Naciones Unidas y la Liga Árabe para Siria, Lakhdar Brahimi, viajará mañana lunes a Damasco en el marco de una gira para preparar la COnferencia de Ginebra-2.

NOTIMEX