4 de junio de 2014 / 04:08 p.m.

México.- Aunque el uso de la tecnología es casi indispensable en cualquier espectáculo, para la compañía "Slava's snow show" no lo es tanto, pues lo que en verdad le importa es mantener el contacto humano en sus presentaciones, las cuales podrán disfrutarse a partir de este miércoles en la capital del país.

En conferencia de prensa, Robert Saralp, quien forma parte del espectáculo, agregó que la tecnología ha avanzado mucho y rápidamente, y se usa tanto en cine como en teatro, pero indicó que es realmente importante que se guarde la cuestión humana, la del alma y del corazón, para que llegue a tocar fibras.

"Puede haber mucha tecnología y ser una belleza visualmente, pero si no le llega al alma al espectador, no habremos hecho nuestro trabajo como artistas, se olvida la esencia y se dedica uno a la cuestión tecnológica.

"Podríamos en 'Slava’s snow show' tener más tecnología, (en) la manera en la que sube el telón y muchas otras cosas que podrían ser resueltas con tecnología; sin embargo, lo que nos interesa es la cuestión del acercamiento del "'clown' con el público", apuntó el artista.

Como ya es tradición en México, "Slava´s snow show" tendrá una temporada en la Ciudad de México del 4 al 26 de junio en el Centro Cultural 1. La producción después viajará a Querétaro para presentarse el 29 y 30 de junio, y 1 de julio y cerrará su gira en Ciudad Juárez del 4 al 9 de julio.

Este espectáculo se caracteriza por la compañía de "clowns", quienes no hablan y sólo utilizan la mímica para comunicarse. Su vestimenta tampoco es la tradicional de un payaso, ya que optan por utilizar largos sombreros y zapatos, al igual que sus largas gabardinas verdes.

La producción llegó por primera vez a México en 2006, y de manera consecutiva ha ofrecido espectáculos en diversas plazas del país. Uno de los objetivos del "show" es hacer que todo el público vuelva a sentirse como niño.

En cada visita, detalló Saralp, la compañía busca traer actos nuevos o reinventar los que ya han presentado en años anteriores, pero siempre manteniendo la esencia familiar y el humor blanco.

FOTO: Ap

NOTIMEX