2 de agosto de 2013 / 11:43 a.m.

Moscú, Washington • El informático estadunidense Edward Snowden, ex consultor de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), logró salir ayer del aeropuerto de Moscú donde se había refugiado el 23 de junio, procedente de Hong Kong, al concederle Rusia asilo temporal de un año, lo que provocó la ira de Estados Unidos.

Snowden salió del aeropuerto Sheremetievo de Moscú en una operación clandestina supervisada por su abogado ruso, sin que las hordas de periodistas del mundo entero que esperaban su aparición se dieran cuenta de su partida.

La Casa Blanca afirmó que estaba "profundamente decepcionada" de que el ex consultor de la NSA y antes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) hubiera obtenido el asilo y dijo que evaluará si se mantiene una cumbre programada entre el presidente Barack Obama y su par ruso Vladimir Putin en septiembre.

"Estamos extremadamente decepcionados", dijo el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, a la prensa. "A la luz de estos hechos, estamos evaluando la utilidad de una cumbre", añadió.

El gobierno de EU quiere procesar a Snowden por sus revelaciones desde comienzos de junio sobre un gigantesco programa de vigilancia en internet, el PRISM, filtrado por el joven a los diarios The Guardian y The Washington Post. El miércoles, el periódico Guardian divulgó más filtraciones sobre otro programa de EU, el XKeyscore, algo así como la “llave maestra” para espiar toda la web en tiempo real.

El fugitivo fue sacado del aeropuerto en un taxi y llevado a un lugar secreto.

"Snowden partió del aeropuerto de Sheremetievo. Acaba de recibir un certificado de asilo temporal por un año", dijo a la prensa su abogado, Anatoly Kucherena.

Un vocero del Sheremetievo confirmó que el fugitivo dejó el aeropuerto pasadas las 14H00 (10H00 GMT). Una imagen borrosa del canal de tv Rosiya 24 mostró a un joven con una mochila —al parecer Snowden— a punto de entrar a un automóvil.

En un comunicado desde el portal político WikiLeaks, Snowden agradeció a Rusia por el asilo y criticó al gobierno del presidente Barack Obama por “no respetar” la legislación internacional o la nacional. "Pero al final, la ley sale ganando", se congratuló.

"Ubicación secreta"

Kucherena, que ayudó a tramitar el pedido de asilo el 16 de julio, dijo que "su ubicación no será revelada por motivos de seguridad, pues es el hombre más perseguido del planeta. Él mismo decidirá adónde irá", pero está "en un lugar seguro".

El abogado mostró al canal de televisión Rosiya 24 una copia del certificado de asilo de Snowden, otorgado el 31 de julio y válido hasta el 31 de julio de 2014, completado con sus huellas digitales.

No descartó que eventualmente Snowden aparezca en público y hable con la prensa pero primero necesita “un periodo de adaptación” tras haber permanecido 39 días en la zona de tránsito del aeropuerto, dijo.

Añadió que el informático de 30 años tendrá la ayuda en Rusia de “amigos norteamericanos” cuya identidad no reveló.

Mientras, Pavel Durov, 28 años, fundador de la red social más popular de Rusia, Vkontakte, ofreció empleo a Snowden como programador.

En EU, el demócrata Robert Menendez, al frente de la poderosa Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, dijo que la decisión de Moscú es "un revés para las relaciones ruso-estadunidenses" y reiteró la posición de Estados Unidos de que "Rusia debe expulsar a Snowden para que sea juzgado" en su país.

La reacción del senador republicano y ex candidato presidencial John McCain fue más severa: el asilo es "una bofetada a todos los estadunidenses", afirmó, al tiempo que pidió a Obama que evaluase su relación con Moscú.

La vocera del Departamento de Estado, Marie Harf, dijo a su turno que una reunión de los ministros de Relaciones Exteriores y de Defensa también podría ser suspendida.

AGENCIAS