13 de junio de 2013 / 04:36 p.m.

Washington • El ex consultor externo en informática de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), Edward Snowden, que develó un vasto programa secreto de vigilancia por internet en Estados Unidos, prometió nuevas revelaciones y expresó su deseo de permanecer en Hong Kong y resistir a cualquier intento de extradición a su país, reveló ayer un diario de esa área administrativa china.

“"No soy un héroe ni un traidor. Soy un estadunidense"”, dijo Snowden en una entrevista de la cual el South China Morning Post (SCMP) publicó un adelanto en su página web.

Según el diario, el también ex asesor de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), de 29 años, está decidido a revelar “2otros explosivos detalles"” sobre los blancos de los programas de vigilancia estadunidenses, entre ellos China.

Justificó además su decisión de viajar a Hong Kong. “La gente que piensa que cometí un error al elegir Hong Kong se equivoca sobre mis intenciones. No estoy aquí para huir de la justicia; estoy aquí para denunciar la criminalidad”, agregó, según el diario de lengua inglesa.

Prometió oponerse a cualquier tentativa de extradición a EU, que estudia reclamarlo por haber filtrado secretos sobre asuntos de seguridad a los diarios The Guardian y The Washington Post.

“Mi intención es pedir que los tribunales y el pueblo de Hong Kong decidan mi destino. No tengo ninguna razón para dudar de su sistema”, dijo Snowden.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, aconsejó al informático no titulado refugiarse en Rusia o en Sudamérica, en una entrevista para la cadena rusa RT (Russia Today, cadena de lengua inglesa).

Según la prensa en Hong Kong, Snowden puede ser representado por abogados expertos de esa ex colonia británica del sur de China que conservó su sistema legal independiente cuando retornó en 1997 al control de Pekín, que puede vetar decisiones sobre extradición adoptadas por Hong Kong.

El sábado está prevista una marcha en Hong Kong del movimiento pro-democracia, que primero desfilará ante el consulado de EU y luego ante la sede del gobierno de esa ciudad “en defensa de Snowden y de la libertad de palabra”.

A su vez, y luego de trabajar 33 años en la CIA asumiendo responsabilidades como director encargado y como subdirector, Michael Morell se retira en medio del conflicto actual en torno a la agencia, luego de que se revelara el plan de espionaje en internet.

Morell renunció este miércoles y será sustituido por la actual asesora legal de la Casa Blanca Avril D. Haines el próximo 9 de agosto, la primera mujer en esa posición.

El director de la CIA, John Brennan, dijo que trató “"por todos los medios que (Morell) se quedara el mayor tiempo posible, pero él decidió retirarse para pasar más tiempo con su familia y seguir con otras oportunidades laborales"”.

En tanto, en una audiencia en el Senado, el jefe de la NSA, general Keith Alexander, defendió los programas de vigilancia en EU, que, dijo “"han ayudado a prevenir decenas de eventos terroristas tanto internos como en el extranjero"”.

Añadió que la NSA opera “"bajo directrices estrictas y con uno de los regímenes de supervisión más rigurosos en el gobierno"”, en su primera comparecencia pública desde que la existencia de esos programas salieron a la luz hace dos semanas.

ClavesDefensa de Obama

En plena controversia por el espionaje de los mensajes privados a millones en Estados Unidos, el presidente Obama defendió el papel del Estado en un discurso para convencer del voto a favor de un candidato al Senado.

Obama habló en Roxbury Crossing, un uburbio de Boston (Massachusetts) para colocar a Ed Markey en lugar del nuevo canciller John Kerry, quien sustituyó a Hillary Clinton.

Si bien Obama no habló del espionaje en internet mediante el programa secreto Prism, su defensa del Estado se entendió como una justificación de su política de seguridad nacional.

AGENCIAS