CARLOS ANGELES/MILENIO DIGITAL
13 de mayo de 2015 / 11:21 a.m.

México.- Durante 12 años consecutivos películas de origen mexicano han viajado al Festival de Cine de Cannes para mostrar el talento de directores y actores oriundos de este país; sin embargo, Amat Escalante, director galardonado por su trabajo en Heli, destacó que no es fácil ser parte de esa fiesta cinematográfica.

“Unos podrán decir que ya es normal ver películas nacionales compitiendo en Cannes, pero no es algo fácil ni normal; por ejemplo, de España no ha habido participación desde hace mucho tiempo; en el caso de Holanda solo ha habido una después de 30 años”, dijo el director, quien recientemente presentó su cortometraje Esclava.

El director resaltó que debido a las cintas mexicanas que han triunfado en la escena internacional, el gobierno se ha visto obligado a desarrollar estímulos fiscales y económicos, como el EFICine 189 y los concursos que IMCINE lanza cada año para la realización de películas.

“Para mi primera película (Sangre) fue imposible conseguir apoyo y la realicé con muy poco dinero; la cinta fue seleccionada por el festival de Cannes y a partir de ahí empecé a recibir apoyo del gobierno, en ese entonces no había tantos incentivos como ahora”, agregó el cineasta.

Escalante asegura que este fenómeno mexicano en el cine es algo que se debe disfrutar y vivir, pues nadie lo tenía planeado.

“Es impresionante lo que pasa con el cine mexicano, tanto en el país como en el extranjero, nadie pudo haber previsto eso hace unos años, es algo muy especial, y es constante el talento que va saliendo de México”, compartió el director, quien reconoce como premió el solo hecho de poder competir en un festival internacional de esa talla.

“Es un momento especial para México y es un honor ser un cineasta que lo vive”, finalizó.

Aun cuando España no ha competido en un largo tiempo, la actriz Carmen Maura participa en la cinta francesa La Vanité, dirigida por Lionel Baier, que está en competencia.

SALMA
CLAVES

- Guillermo del Toro forma parte del jurado de la 68 entrega del festival de cine de Cannes, al igual que los hermanos Joel y Ethan Coen.

- Salma Hayek presentará The Tale of Tales del italiano Matteo Garrone, donde se narra la historia de tres reinos fantásticos y sus monarcas.

- El director mexicano Michel Franco regresa a la competencia en Cannes con Chronic, película realizada en inglés donde narra la relación entre un enfermero y un paciente en fase terminal.

- La película Después de Lucía de Franco, contó con el apoyo del GIFF para que se llevará cabo el guión al mandarlo a una residencia en Francia. El largometraje fue reconocido en la sección Una cierta mirada.

- David Pablos estrenará su segunda producción titulada Las Elegidas durante el festival, para mostrar la prostitución infantil y la trata de personas.

- Allende, mi abuelo Allende, una coproducción entre México y Chile, donde en forma de documental la nieta del ex presidente de chile, Allende, muestra a su abuelo de una forma diferente.

SELFIE
Desechan "selfies" y piden directoras

El director del festival, Thierry Fremaux, ha respondido preguntas sobre mujeres directoras y selfies desde que se anunció el programa el mes pasado, y reveló que veía las auto-fotografías como el azote “ridículo” de la alfombra roja.

El festival, que mezcla nombres de Hollywood con artistas del cine de autor, comienza con La tête haute (Standing Tall) de la directora Emmanuelle Bercot, la primera mujer que inaugura la cita en más de 25 años.

Fremaux sabe que la selección no acallará las críticas sobre un evento que sigue siendo —como la industria del cine— dominada por los hombres. Solo dos de los 19 directores que compiten por el máximo premio en Cannes, la Palma de Oro, son mujeres, aunque hay más realizadoras entre las otras decenas de películas que se exhibirán a lo largo de los 12 días.

Fremaux insiste en que “no es completamente cierto” que las mujeres están infrarrepresentadas en Cannes.

“Para la selección escogemos películas, artistas, no hombres ni mujeres, jóvenes o viejos”, dijo el martes. “Pero no quiero decir que no sea un problema. Sí es un problema. Necesitamos más mujeres, más directoras en el cine mundial”.

Espera que su llamado contra las selfies funcione: “El año pasado fue un problema. Cada uno se tomaba tres fotos a sí mismo en las alfombras rojas”.