REUTERS
9 de julio de 2013 / 07:13 p.m.

EU • El soldado acusado de la mayor divulgación de material secreto en la historia de Estados Unidos tenía un amplio acceso a archivos clasificados que podían ser fácilmente descargados, dijeron el lunes testigos a una corte marcial al inicio de los testimonios de la defensa.

El soldado Bradley Manning, acusado de entregar más de 700 mil documentos clasificados a WikiLeaks, no enfrentó ningún obstáculo que le impidiera instalar software para descargar cables secretos del Departamento de Estado a alta velocidad, sostuvieron los testigos.

El abogado de la defensa David Coombs buscó mostrar una atmósfera militar que permitió que analistas de inteligencia como Manning escucharan música o vieran películas almacenadas en discos duros de material secreto o en computadores personales durante su horario de servicio.

El capitán David Lim, uno de los supervisores de Manning, dijo que él había alentado a los analistas a revisar los cables del Departamento de Estado y otros materiales secretos para evitar la "visión de túnel".

"Necesitamos incorporar esto en nuestros productos e incorporarlo en lo que entregamos a nuestros comandantes", dijo Lim que había comentado a Manning y otros analistas, como parte de su testimonio.

Lim y el oficial técnico Joshua Ehresman dijeron que no había supervisión en el puesto de Manning en Irak sobre la instalación de archivos ejecutables en los computadores de las Fuerzas Armadas que tenían acceso a material secreto.

Un archivo ejecutable contiene un programa que está listo para su funcionamiento. Manning está acusado de instalar uno que le permitió descargar más de 250 mil archivos del Departamento de Estado a una tasa de mil por hora.

Bajo el interrogatorio de la fiscalía, Lim dijo que los archivos del Departamento de Estado estaban identificados como secretos y que él no permitió que Manning instalara el archivo ejecutable.

Manning está acusado de filtrar los archivos mientras servía en Irak en 2009 y 2010. Los cargos incluyen espionaje, fraude computacional y ayudar al enemigo al dar acceso a la organización miliciana Al Qaeda a cables de inteligencia de Estados Unidos a través de WikiLeaks.