21 de octubre de 2013 / 08:51 p.m.

Las Vegas.- Una discusión sobre el pago de un consumo mínimo derivó en un tiroteo el lunes en la madrugada en un club nocturno de Las Vegas, lo cual dejó un cliente muerto después de que trató de someter al hombre armado, al tiempo que dos empleados resultaron heridos de gravedad, informó la policía.

Un hombre comenzó a disparar a las 5:45 de la mañana e hirió al gerente y a un guardia de seguridad del club Drai's After Hours, situado en el Hotel-Casino Bally's, dijo el sargento policial John Sheahan. Otro guardia también podría haber resultado lesionado.

Un cliente murió baleado cuando intentó someter al pistolero mientras la gente corría para salir del club, dijo el sargento.

"La persona está detenida. El arma fue incautada", señaló Sheahan. "No han quedado sospechosos por detener en el incidente".

Tres personas fueron trasladadas en ambulancia hasta el Centro Médico Universitario, donde la portavoz Danita Cohen dijo que una persona murió y dos estaban en estado grave.

No se reveló la identidad de los involucrados.

Sheahan indicó que el pistolero sería acusado de homicidio e intento de homicidio múltiple.

Las autoridades dijeron que el atacante hizo un pago de consumo mínimo y poco después exigió que le devolvieran su dinero antes de que comenzara el tiroteo en el club, el cual está situado en la planta baja de Bally's.

El club tiene capacidad para unas 500 personas, dijo Celina Haas, vocera de la empresa, Caesars Entertainment Corp., propietaria del hotel Bally's y del club nocturno.

Sheahan señaló que el pistolero les dijo a los empleados en la madrugada del lunes que el número de espectadores era tan pequeño que quería que le devolvieran su dinero. No está claro por cuánto dinero se produjo la pelea.

Un gerente fue baleado en un brazo durante la discusión y un guardia de seguridad que forcejeó con el pistolero también fue baleado antes que un cliente se uniera a la refriega, dijo Sheahan.

Caesars Entertainment emitió una declaración expresando su condolencia por la víctima y remitió todas las preguntas a la policía.

Los juegos de azar continuaron en el casino después de la balacera, pero la cinta amarilla que la policía utiliza para acordonar un lugar de crimen abarcaba varios grupos de máquinas tragamonedas afuera del club nocturno. El piso estaba cubierto de desperdicios.

La popular avenida principal de Las Vegas fue escenario de un tiroteo y una explosión a principios de año. Las autoridades dijeron que una acalorada discusión provocó una balacera, una persecución vehicular y tres muertos en febrero.

AP