NOTIMEX
14 de diciembre de 2016 / 08:11 a.m.

LONDRES.- El protagonista de Rogue One: Una historia de Star Wars, Diego Luna, aseguró que la cinta es especial para él porque lo conecta con su infancia y su amor por el cine.

“Poder hacer esta película es una sensación especial que me conecta con mi infancia, mi amor por el cine y ahora con mis hijos (Jerónimo y Fiona) de una forma especial porque lo puedo compartir con ellos”, señaló.

Luna brilló ataviado con un esmoquin y la sencillez que lo caracteriza durante el estreno europeo de la cinta en la galería Tate Modern a orillas del Río Támesis, cuyo espacio fue adaptado para recibir al elenco, al director Gareth Edwards y a la productora Kathleen Kennedy.

El actor y director mexicano aseguró que no le preocupa la fama mundial y lo único que desea es vivir el momento y compartirlo con su familia y amigos.

“Es un momento especial porque llevo dos años trabajando en este proyecto y esperando este día para que pueda compartirlo con mi familia, mis amigos, contarles qué me pasó en este viaje en el que tuve que mantener todo en secreto por tanto tiempo”.

Luna, quien estelariza el papel del capitán rebelde Cassian Andor, consideró que el éxito de los rebeldes es que unen fuerzas a pesar de sus diferencias para derrocar al oscuro y opresivo Imperio.

“Estos son personajes que están luchando por la libertad de la galaxia por la causa correcta y que encuentran la fuerza en sus diferencias. Esas diferencias los enriquecen, los hacen más poderosos y capaces de lo que quieran”, señaló durante la alfombra roja.

Luna, de 36 años de edad, aseguró que creció con las películas de Star Wars, en particular la primera trilogía, que produjo George Lucas a partir de 1977 (Una nueva esperanza).

“Soy fan de Star Wars. Crecí viendo estas películas sobretodo las primeras tres y estar en este primer ‘standalone' o una historia de Star Wars nos dio la posibilidad de hacer una película que sucede antes de esa génesis de la primera película que a mi me voló la cabeza, me volvió loco y me marcó”, comentó.

La película que se estrena este jueves conlleva un mensaje de esperanza ante la opresión de un régimen galáctico.

“Esta es una película donde los héroes son de carne y hueso. Es la época más oscura de la galaxia que no cuenta con jedis y la gente tiene que salir adelante y luchar”.

A la premier en esta ciudad, asistieron Felicity Jones (Jyn Erso) el danés Mads Mikkelsen (científico Galen Erso), el australiano Ben Mendelsohn (malvado Orson Krennic), el chino Donnie Yen (rebelde Chirrut Inwe) y el estadunidense Forest Whitaker (rebelde Saw Gerrera), entre otros.

El actor Diego Luna se lanza a la fama mundial en esta historia de Star Wars que es la segunda película producida por los estudios The Walt Disney Company.