uriel reyna / multimedios digital
17 de diciembre de 2015 / 10:19 a.m.

Monterrey.- La espera término y por fin la noche de este 16 de diciembre, los fanáticos pudieron ver el estreno de Star Wars: El Despertar de la Fuerza.

Decenas de personas invadieron los cines de la ciudad para disfrutar junto a su familia o amigos de la séptima entrega de la saga.

“Llegó la hora después de tantos años, (me siento) emocionado, a punto de llorar”, expresó uno de los fanáticos que hacía fila para entrar a la sala; por su parte, otro de los asistentes contaba los segundos para que diera inicio la gran velada.

Hubo una gran cantidad de seguidores que llegaron disfrazados de sus personajes favoritos a los diferentes cines del área metropolitana, e inclusive hubo quien soportara más de una hora de calor dentro de una botarga de Chewbacca.

“Tenemos meses preparándonos, haciendo los disfraces y todo; estamos súper contentos, muy emocionados”, dijo una de las fanáticas.

Gandes historias de su afición por la saga se encontraban encerradas en los cines, una de ellas es la de Gerardo Álvarez, quien llevó las cenizas de su hermano para que estuvieran presentes en el estreno tal y como se lo prometió antes de que él muriera.

“Lo que pasa es que mi hermano estaba enfermo. Él veía los tráilers, los primeros que empezaron a salir, y ya me dijo ‘se me hace que no voy a alcanzar a verla’ y le dije ‘no, sí la vas a ver’, o sea, de alguna u otra manera va a estar aquí, y dije ‘va a ir porque va a ir’.”, expresó Álvarez.

La unión de generaciones era evidente en las salas, pues podía apreciarse a padres acompañados de sus hijos, adolescentes o niños de brazos.

“Ahorita se lo hemos inculcado a los niños, a disfrazarnos, a disfrutar la película”, cuenta un padre de familia emocionado.

Llegó la hora cerca de la media noche y fueron ingresando a las salas uno a uno, y todos disfrutaron de la película en un lugar ambientado al estilo de Star Wars.