AP
11 de febrero de 2016 / 07:35 p.m.

Nueva York.- Dos meses después de estrenarse con una fanfarria sin precedentes, el encanto de "Star Wars: The Force Awakens" ("El despertar de la fuerza") está finalmente desapareciendo en los cines, dejando detrás un arsenal de sables de luz y récords de taquilla.

"El despertar de la fuerza" se sigue presentando en más de 2.000 cines en Norteamérica y llega a su novena semana en cartelera como una de las cinco películas más taquilleras de la historia. Pero la mejor parte de sus ingresos en cines ya entraron y una cosa queda clara: no va a desbancar a "Avatar".

Independientemente de sus próximas ganancias, "El despertar de la fuerza", que suma actualmente 2.008 millones de dólares a nivel mundial, se quedará en el segundo lugar, si no se toma en cuenta la inflación o los reestrenos. Es un poco más de lo que facturó "Titanic" de James Cameron (con 1.840 millones antes del estreno en 3D que la llevó a 2.180 millones), pero mucho menos que los 2.790 millones de "Avatar".

Indudablemente "El despertar de la fuerza" fue un éxito masivo, un fenómeno cultural que llevó al público en olas a los cines de una manera que algunos pensaron que ya no era posible en esta era digital. La película ha conseguido pilas de dinero para Walt Disney Co. y ha hecho que la franquicia se prepare para cosechar mucho más en mercancía, parques de atracciones y próximas películas.

Pero incluso el éxito más grande de la década, con el poder que implica la mayor franquicia en el cine, no pudo igualar la sensación en 3D de Cameron de 2009. Aunque algunos pronostican que "El despertar de la fuerza" compita con "Avatar" y se convierta en la primera película en recaudar 3.000 millones de dólares, esa marca nunca ha parecido estar más lejos.

"'Avatar' está en la cima mundial, mira hacia abajo y dice, 'trata de alcanzarme''', dijo Paul Dergarabedian, analista de medios senior para comScore. "Ese es un récord que se mantendrá por mucho tiempo. Y ahora lo tenemos más claro que nunca".

Aunque "El despertar de la fuerza" logró un récord en Norteamérica (906,7 millones de dólares y contando), no fue un fenómeno tal en territorios extranjeros. Especialmente en China, donde "Star Wars" no tiene la misma historia entre el público. Si "El despertar de la fuerza" hubiese tenido un desempeño igual a nivel internacional al que tuvo en Estados Unidos habría desbancado a "Avatar".

La devaluación de la moneda en algunos países entre 2009 y 2106 también ayudó a crear la distancia entre "El despertar de la fuerza" y "Avatar", quizá hasta en cientos de millones.

Este es sólo un ejemplo más de cómo las cifras de taquilla no toman en cuenta variables como la inflación, el precio de los boletos y la competencia en los medios, que afectan cada estreno.

Si se ajusta con respecto a la inflación, el récord de "El despertar de la fuerza" luce diminuto junto al de "Lo que el viento se llevó" de 1939, que sumó aproximadamente 1.700 millones en Norteamérica a una cotización ajustada a la inflación. Cada época tiene sus megaéxitos.

"Estamos tomándonos un poco más de tiempo para apreciar el resultado y la respuesta sin darle mucha atención al ranking o los ratings", dijo Dave Hollis, director de distribución de Disney. "Aún se pueden hacer negocios en este caso y podríamos decidir hacer una nueva edición de esta película ahora o antes del episodio VIII, o lo que sea que se haga".

A pesar de esto, la inversión de 4.000 millones de dólares que Disney hizo cuando compró LucasFilm parece una ganga y el gran éxito de "El despertar de la fuerza" en los cines es sólo parte de ello.

Los analistas esperan que los ingresos por mercancías de "Star Wars" le generen unos 5.000 millones de dólares a Disney en 2015 y 2016. "Star Wars" también ha comenzado a atraer más visitantes a los parques temáticos de Disney. Pronto se colocará la primera piedra en la zona de 5,6 hectáreas de "Star Wars" en Disneyland.

Lo más importante es que el director J.J. Abrams revitalizó la franquicia con una película que complació al público, fue aclamada por la crítica, atrajo nuevos admiradores y puso en movimiento un sistema para generar ganancias de proporciones galácticas.

"Comenzó con una película fantástica que cumplió absolutamente las expectativas", dijo Hollis. "Por lo que significó, no sólo por sus fabulosos fines de semana de estreno, sino por la capacidad de presentarse en los últimos meses y realmente por lo que significa abrir el terreno para el futuro de una franquicia, la gente no podría estar más contenta".

Impulsada por "Star Wars", Disney reportó un récord de ingresos de 2.880 millones de dólares trimestrales el martes, un aumento de 32% con respecto al mismo periodo del año pasado. El efecto dominó de "El despertar de la fuerza" apenas ha comenzado.

Anthony DiClemente, analista de Nomura, estaba entre los que pronostican que podría llegar a los 3.000 millones. Dijo que el resultado de "El despertar de la fuerza", incluso si se queda por debajo de las mejores predicciones, superó las expectativas internas de Disney.

"Lo que pasa con Disney es que tienen una máquina con la que pueden monetizar una pieza de contenido más efectivamente que cualquier otra compañía", dijo DiClemente, quien mencionó los canales y parques de la empresa. "Es algo que tiene resonancia en toda la empresa".

Al final "Star Wars" podría superar a "Avatar" de otra manera. Disney recientemente cambió la fecha de estreno de "Star Wars: Episode VIII" a diciembre de 2017, justo al mismo tiempo que 20th Century Fox había programado la esperada "Avatar 2" de Cameron. Desde entonces, la secuela de "Avatar" fue retirada de la programación de Fox.