MULTIMEDIOS DIGITAL
20 de diciembre de 2016 / 09:30 a.m.

ESPECIAL.- Se dijo mucho sobre Steve Harvey luego del controversial error que cometió durante el certamen de Miss Universo, donde nombró a Ariadna Gutiérrez como triunfadora cuando en realidad ella era el segundo lugar y la filipina Pia Wurtbach era la elegida para portar la corona.

Se especulaba que todo fue arreglado, que fue una especie de complot en contra de la latina: también se decía que inclusive fue a propósito para ganar rating, pero nada de eso fue confirmado, aunque eso sí...el momento fue épico y un largo y tedioso camino tuvo que recorrer Harvey para poder limpiar un poco su imagen y obtener el perdón de las concursantes, de sus familias, de sus paisanos, del certamen, del público: de todos.

El difícil sendero de Harvey y su final feliz

Tras la confusión, su primera reacción fue pedir perdón sobre el escenario ante la mirada atónita de todos y una cara de nerviosismo que delataba su terror.

Luego vino la fría lluvia en redes sociales: lo criticaron, lo ofendieron, lo amenazaron,  lo convirtieron en memes, lo tupieron y casi lo sepultaron, pero inmediatamente decidió él mismo emitir un comunicado dando su versión de lo sucedido, no precisamente justificándose, pero sí pidiendo un poco de piedad.

“Cometí un error terrible esta noche al anunciar mal a la ganadora y finalista para el concurso de Miss Universo […] espero puedan perdonarme.”, escribía Harvey aquel día.

Luego vino la insistencia hacia las participantes para hablar cara a cara con ellas y pedirles disculpas. La primera en aceptar fue Ariadna, la principal afectada.

La colombiana acudió a un programa especial organizado por el presentador, quien no pudo evitar derramar lágrimas mientras explicaba a Gutiérrez lo arrepentido que se sentía. Luego se llevó a cabo una entrevista con Pia, la ya nombrada Miss Universo, con quien transcurrió una plática más amena.

Todo parecía solucionarse para Harvey, aunque meses después se le dio un rotundo ‘no’ por parte de la secretaria de Turismo de Filipinas, sede del certamen este año. Según detallaba CNN, Wanda Teo rechazaba tener a Harvey como conductor en esta edición, aunque el coraje parece haber durado poco.

Hace algunos días Entertainment Weekly comenzó un rumor que asegura será Harvey quien lleve la batuta una vez más en la ceremonia, a realizarse el próximo 29 de enero.

Cabe destacar que el presentador tiene un contrato de cinco años con el certamen, el cual sigue vigente.

¿Regresará triunfante?