MELISA GARZA FUENTES |  @MelGarzaFuentes
16 de abril de 2016 / 10:53 a.m.

Monterrey.- De la euforia que emanaba cada uno de los Cadillacs hasta el romanticismo y delicadeza de Lafourcade; desde los deleitosos viajes con Bunbury hasta el agitado y enérgico estilo de 50 Cent. Espléndidos matices se apoderaron de cada rincón del Parque Fundidora durante el primer día de actividades de la quinta edición de Pa'l Norte.

Comienzan los rugidos: Al filo de las 16:00 horas colas con cientos de personas se dibujaban en cada uno de los accesos al evento. Entre chiflidos y un ansia al borde esperaban que las puertas se abrieran de par en par para poder inmiscuirse en un nuevo mundo musical que disfrutarían durante dos días. El crujir de las puertas se escuchó y paso a paso ingresaron cientos. El festival dio comienzo.

El sonar de Play & Movil Project dio el banderazo oficial al maratónico día que se disfrutaba de lado a lado. Del sol ni sus luces, y la lluvia no llegaba, por el contrario, un nublado bastante acogedor abrazaba el ambiente. Los primeros brotes de entrega en el público salieron a relucir con Hello Seahorse!, quienes lograron lucirse a pesar de los problemas de sonido que se presentaron.

Tras el deleite con la gloriosa voz de Denise, la fiesta continuó con los éxitos del ayer que revivió "Rock en tu idioma" en un set sinfónico. La bienvenida a la noche se dio con Natalia Lafourcade, y posteriormente Plastilina Mosh contagió de 'Peligroso Pop' a las almas que desgastaban su lengua con un pronunciado "Mr. P. M.O.S.H".

La primera sorpresa de la noche llegó rozando las 21:00 horas con Baha Men interpretando el clásico "Who Let the Dogs Out?".

Pero la verdadera euforia no se vivió hasta que llegó el "Licenciado Cantinas", Enrique Bunbury, para hacer vibrar de arriba a abajo a los presentes. Cada alma escondida entre el mar de personas fue parte del "Club de los Imposibles" en donde el ex Héroe del Silencio les deseó 'suertecita'. Con su habilidad desgarraba a paso lento la guitarra y en un rápido momento premió a un afortunado con una de sus púas.

El "¡Otra!" brillaba en los ojos del publico y el cantante cerró su encuentro con regios coloreado entre un turquesa que le hacía compañía a 'Lady Blue'.

Llegó el momento de conocer la segunda sorpresa de la noche: ¿De quién se trataría? La decisión de los organizadores fue asertiva pues lograron que los miles de cuerpos reunidos se movieran de izquierda a derecha con un paso que, se sepa o no, es fácil de seguir. En un dos por tres comenzó el "No rompas más..." a cargo de Caballo Dorado, quienes, por supuesto, no se fueron sin darle intensidad a la noche con el Payaso de Rodeo.

Una serie de destellos en el escenario dio paso a una de las agrupaciones más esperadas de la noche, Los Fabulosos Cadillacs. Los argentinos se reencontraron con los regios, quienes corearon de principio a fin cada uno de sus éxitos.

Un colorido espectáculo de pirotecnia iluminó el cielo de la Sultana del Norte y con ello se anunciaba que la noche llegaba a su fin, solo faltaba sentir el poder del rap con 50 Cent... y el momento llegó. Ya pasaba de la una de la mañana y, ataviado de negro y con una colorida sudadera fosforescente, subió el rapero al escenario pronunciando algunos "yeah" y desatando chispas por doquier; un salto tras otro hacía el juego perfecto con el ritmo de sus temas.

Fue así como, en medio de la euforia más pura, culminó el primer día de actividades del festival.