6 de marzo de 2013 / 03:47 p.m.

Washington • La capital estadunidense y su área metropolitana se encontraban hoy semiparalizadas a raíz de una de las peores tormentas invernales que golpea la zona, con proyecciones de más de 30 centímetros de nieve, ráfagas de viento y lluvias.

El presidente Barack Obama decidió cancelar una programada visita a veteranos de guerra en el Hospital Walter Reed, al tiempo que se suspendió la sesión informativa diaria en la Casa Blanca.

La mayoría de las escuelas del área metropolitana, que incluyen desde primarias hasta universidades de los estados de Maryland y Virginia, fueron cerradas toda vez que se esperaba una intensificación de la nieve a partir del mediodía tiempo local.

Casi 100 mil residentes del estado de Virginia perdieron la electricidad y las empresas eléctricas montaron una campaña telefónica para advertir a los residentes de Maryland, Distrito de Columbia y de Carolina del Norte a prepararse ante posibles problemas de abasto.

Miles de residentes se lanzaron a supermercados para adquirir insumos básicos como leche, pan, agua embotellada, así como baterías para radios portátiles y madera.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió desde la víspera una advertencia de "clima peligroso" por la tormenta invernal.

La advertencia tendrá efecto a partir de la medianoche y hasta las 03:00 de la mañana de este jueves, con un pronóstico de precipitaciones de nieve de entre 10 y 30 centímetros de acumulación.

El pronóstico prevé asimismo vientos de entre 25 y 40 kilómetros por hora con ventarrones intermitentes que superarían los 55 kilómetros por hora.

El Distrito de Columbia previno a la población sobre dificultad en el transporte debido a la nieve en las vías de comunicación y ventarrones que podrían traducirse en apagones.

Los pronósticos indican que la región de Baltimore y la bahía de Chesapeake que desemboca al Atlántico serán mayormente afectadas.

El Departamento de Comercio al que pertenece el SMN y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica indicó que los recortes automáticos al presupuesto podrían afectar su capacidad de pronóstico en el futuro.

Autoridades creen que los recortes dilatarían el lanzamiento de nuevos satélites de monitoreo del clima y disminuiría la calidad de pronósticos y advertencias sobre meteoros climatológicos.

El Congreso reprogramó las actividades legislativas para el miércoles y jueves debido al mal clima.

Las oficinas federales anunciaron también el paro de labores en tanto los organismos multilaterales con sede en la capital estadunidense también postergaron eventos previamente anunciados.

La tormenta ha seguido una trayectoria desde el medio oeste del país, donde dejó más de 25 centímetros de nieve en Chicago, con rumbo a la costa atlántica, donde se espera pierda intensidad a partir del jueves.

NOTIMEX