MULTIMEDIOS DIGITAL
13 de marzo de 2017 / 07:32 p.m.

ESPECIAL.- Vaya susto que se llevó Adele en un concierto: una fanática quien se encontraba en la primera fila sufrió un infarto.

La cantante, al verla, decidió interrumpir su presentación en Australia ante más de 95 mil asistentes.

"Perdón, pero hay alguien herido. Les arruiné la sorpresa, ¿no?", dijo.

"Perdónenme, pero estaban pasando demasiadas cosas aquí al frente y me asusté", continuó la intérprete de "Hello".

La británica retomó su presentación al dedicarle "Take It All" a su fan, quien fue llevada a un centro médico.