ap
7 de julio de 2016 / 04:42 p.m.

NUEVA YORK.- Tras un exitoso sencillo para ayudar a las víctimas de la masacre de Orlando, Broadway ofrecerá un concierto a beneficio de la ciudad.

El espectáculo del 25 de julio contará con la participación de algunas de las estrellas más grandes de la Meca del teatro, como Brian Stokes Mitchell, Norbert Leo Butz, Kelli O'Hara, Chita Rivera y Jessie Mueller. En las próximas semanas se anunciarán otros artistas participantes. Los boletos salieron a la venta hoy.

"De Broadway con amor: un concierto benéfico para Orlando" unirá a las comunidades teatrales de Broadway y Orlando en una noche de entretenimiento para la comunidad afectada, dijo el organizador y anfitrión del evento, Seth Rudetsky, previo al anuncio oficial.

El dinero recaudado se dividirá a partes iguales entre el Centro de la Comunidad GLBT de Florida, el Hope and Help Center of Central Florida y la Coalición Zebra. Broadway Records lanzará además un CD y DVD del concierto.

El evento fue idea de Rudetsky; su esposo, el productor James Wesley; y el ganador del Tony Kenny Howard. Se llevará a cabo en el Centro Dr. Phillips para las ArtesEscénicas, al día siguiente de que el elenco y equipo creativo del musical ganador del Tony "Fun Home" se presente en el mismo recinto.

Wesley siente que actuar en la ciudad de Orlando podría ayudar en su proceso de sanación.

"Es una pequeña ciudad", dijo. "Todo el mundo conoce a alguien que fue asesinado (en el tiroteo), así que será conmovedor. Pero también será una noche divertida".

Fue en un paseo en bicicleta para despejarse la mente la mañana de la tragedia que Wesley tuvo la idea de grabar una canción para las víctimas de la balacera que cobró 49 vidas en el club Pulse.

Él y Rudetsky llamaron a algunos amigos, y unos días después las estrellas de Broadway se reunieron para grabar la canción de Burt Bacharach-Hal David de 1965 "What the World Needs Now Is Love" (Lo que el mundo necesita ahora es amor).

Wesley se emociona al describir la razón que tuvo para elegir esa canción y lo apropiada resulta para contrarrestar un ciclo casi interminable de violencia y odio.

"Me di cuenta en ese momento, pero inconscientemente pienso que también la elegí porque somos padres y tenemos una hija de 15 años. No quería que ella creciera pensando que no hay esperanza en el mundo. Y sí creo que la gente es fundamentalmente buena, y quería que supiera que eso es lo que siento... lo puedes oír en la canción. No hay nada más que amor", dijo Wesley.

Admite que pensó en el impacto que otros sencillos benéficos tuvieron cuando se le ocurrió la idea, incluyendo el éxito de 1985 "We Are the World" para recaudar dinero para combatir el hambre en África, y "That's What Friends Are For", que benefició a la Fundación Estadounidense para la Investigación del Sida.

Luego que la nueva versión de "What the World Needs Now Is Love" encabezó las listas de iTunes, Bacharach, su creador, los llamó desde el Reino Unido, donde se encontraba de gira, y les dijo que se le habían llenado los ojos de lágrimas.

"Quiero agradecerles personalmente", les dijo el compositor de 88 años.