25 de noviembre de 2013 / 06:38 p.m.

Una tormenta helada que comenzó en el oeste de Estados Unidos y derivó en 10 accidentes fatales lleva una mezcla de nieve, aguanieve y lluvia helada a partes de Arkansas, Oklahoma y Texas el lunes a medida que avanza hacia el este en las vísperas del Día de Acción de Gracias.

La tormenta descargó más de 25 centímetros (10 pulgadas) de nieve por la noche en zonas del suroeste de Oklahoma. En buena parte del sureste del estado se mantiene una alerta invernal ante la posibilidad de que caiga lluvia helada y aguanieve.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta para el suroeste de Arkansas. La región debe prepararse para lo peor de la tormenta en el transcurso del lunes, dijeron los meteorólogos, y advirtieron que se acumulará hielo en las carreteras.

Redujeron su pronóstico para el norte de Texas a una advertencia de clima invernal, al informar que en el estado caerá una ligera lluvia helada y aguanieve, pero las temperaturas no serán tan bajas como se esperaba.

Los meteorólogos dijeron que una masa de aire del Ártico se dirige al sur y el este, lo que amenaza los planes para el martes y miércoles, cuando muchas personas salen a las carreteras y aeropuertos en algunos de los días con más viajeros en el país.

Cerca de 300 vuelos de American Airlines y American Eagle que llegaban o salían del aeropuerto internacional de Dallas-Fort Worth fueron suspendidos debido al clima, informó la vocera Laura Masvidal.

El lunes por la mañana el Servicio Meteorológico informó que en el suroeste de Oklahoma cayó algo de nieve el domingo por la noche; en Granite se registraron 25 centímetros (10 pulgadas), mientras que en Vinson cayeron 32 centímetros (13 pulgadas).

Cerca del amanecer en Dallas, donde el domingo a mediodía cayó una mezcla de lluvia y aguanieve, las temperaturas subieron un poco más allá del punto de congelación pero la lluvia seguía complicando la circulación en las carreteras.

La semana pasada la tormenta afectó California, Nuevo México, Nevada y Arizona.

En partes de Nuevo México cayeron varios centímetros de nieve, especialmente en las partes altas, y también cerca de Albuquerque. En Flagstaff, Arizona, se registraron 27 centímetros (11 pulgadas), mientras que la zona metropolitana de Phoenix recibió copiosas lluvias, lo que causó la cancelación de actos deportivos y desfiles.

Las condiciones climatológicas causaron accidentes en los que murieron al menos 10 personas, además de otros en que sólo hubo lesionados, como el que afectó a los músicos del cantante Willie Nelson, cuyo autobús chocó contra una columna en una carretera cerca de Dallas.

El lunes por la mañana el Departamento de Seguridad Pública de Texas informó que dos personas murieron en accidentes distintos en caminos cubiertos de nieve cerca de Amarillo y Dumas.

AP