27 de febrero de 2013 / 03:04 p.m.

Berlín • Cuatro militares alemanes han sido suspendidos tras protagonizar un ataque racista a un superior cuando se encontraban participando en la misión de observación de las Naciones Unidas ante las costas del Líbano a bordo de una nave de la Marina germana.

El rotativo "Süddeutsche Zeitung" revela hoy que el incidente se produjo el pasado 15 de febrero a bordo de la lancha rápida de ataque y vigilancia costera "S73 Hermelin", de la clase "143 Gepard", con 34 tripulantes a bordo y base en el puerto de Warnemünde, en el mar Báltico.

Al parecer los cuatro marinos sacaron por la fuerza al suboficial de origen tailandés de su litera, le ataron a una mesa y le pintaron un mensaje racista en una de sus piernas con el texto: "Aquí viven los mongos", expresión xenófoba para denominar a personas de otra etnia.

Un portavoz del cuartel general del Bundeswehr, el Ejército federal, para las misiones en el extranjero en Potsdam, junto a Berlín, confirmó hoy el incidente, que se produjo cuando la nave, del 57,60 metros de eslora, se encontraba en el puerto de Beirut.

Asimismo comentó que los cuatro marinos, que son objeto de una investigación, fueron repatriados a Alemania poco después, y que los responsables de la nave averiguan ahora si hubo mas implicados en el incidente y estudian medidas disciplinarias.

El portavoz militar señaló que una semana después de producirse la agresión las autoridades militares denunciaron el caso ante la fiscalía pertinente.

La lancha rápida de ataque "Hermelin" participa con otros buques de diferentes naciones en la misión de la ONU para el control de las costas del Líbano con el fin de evitar el contrabando de armas y vigilar las rutas marítimas.

EFE