AP
6 de diciembre de 2013 / 04:11 p.m.

El agente de la Policía Estatal de Nuevo México que disparó contra una furgoneta llena de niños durante una caótica detención de rutina por exceso de velocidad en octubre fue colocado bajo licencia administrativa, dijo el jueves un funcionario de la agencia.

El agente Elías Montoya fue colocado bajo licencia el miércoles mientras se realiza una investigación por el tiroteo en las afueras del pueblo turístico de Taos, en el norte del estado, dijo el jefe de la Policía Estatal, Pete Kassetas, a The Associated Press.

Kassetas pidió una investigación interna cuando un video tomado el 28 de octubre desde la cámara montada en el tablero de un auto patrulla provocó interés a nivel nacional.

El video mostró a Montoya disparando contra el vehículo mientras una mujer de Memphis, Tennessee, huía de una acalorada detención de rutina en la que otro agente quebró las ventanas del vehículo con su porra. La Policía Estatal había detenido a la conductora, Oriana Farrell, de 39 años, por conducir a exceso de velocidad y huyó dos veces tras discutir con un agente.

Montoya disparó en tres ocasiones contra el vehículo, en el que viajaban los cinco hijos de Farrell. Montoya señaló en el reporte policial que apuntó "al neumático posterior izquierdo en un intento por detener el vehículo".

Las imágenes también mostraron a Farrell desobedeciendo las órdenes del agente y su huida después que le pidieron que retirara las llaves del vehículo.

Cuando Farrell detuvo su marcha por segunda vez, la situación se intensificó mientras ella pedía que la dejaran marchar, al tiempo que se rehusaba a obedecer al agente que le pedía que se bajara del vehículo. Poco después obedece y se baja, pero trata de volver al interior mientras el agente, identificado en los registros de la policía como Tony DeTavis, trata de evitarlo.

El video muestra al menos a dos de los hijos de Farrell bajando del vehículo para confrontar a DeTavis en defensa de su madre. Ambos regresan al interior de la furgoneta.

DeTavis rompe el vidrio del lado del pasajero con su porra mientras Montoya y otro agente llegan al lugar.

La madre y su hijo adolescente fueron arrestados frente a un hotel tras una breve persecución. Farrell fue liberada bajo fianza pero enfrenta cargos de abuso infantil, fuga y un delito menor por posesión de objetos relacionados con el consumo de drogas, después que los agentes descubrieron un par de pipas para marihuana en el vehículo.

DeTavis escribió en el reporte que Montoya "después llevó a toda la familia comida de McDonald's durante el proceso de fichado".