3 de septiembre de 2013 / 02:07 a.m.

Ciudad de México • La eventual intervención de Estados Unidos en Siria es tardía y pudo haberse realizado antes de que murieran más de 100 mil personas, manifestó la especialista en conflictos de Medio Oriente, Marta Tawil.

"Se perdió muchísimo tiempo, muchas cosas se pudieron haber hecho antes. La línea roja resultó ser el uso de armas químicas y que muriera el 1 por ciento de la población y no las más de 100 mil que han muerto desde el inicio de la sublevación", sostuvo Tawil.

El fin de semana el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, solicitó al Congreso autorizar un ataque militar en Siria en respuesta al uso de armas químicas. La decisión final se dará a partir del 9 de setiembre cuando el Congreso estadounidense vuelva a sesionar tras un periodo de receso.

La académica del Colegio de México consideró que aunque es muy probable que Estados Unidos intervenga en Siria, el plan debe enfocarse en una estrategia completa que permita proteger a la población civil y mande un mensaje importante y claro a la audiencia siria y árabe.

"Lo que se quiere hacer son ataques muy puntuales. Desde mi punto de vista eso no va a tener un efecto disuasorio suficiente sobre el régimen y, sobretodo, no va a proteger a la población civil. Temo que si a eso se limitan, las repercusiones o las represalias contra la población sean mucho mayores.

Incluso podemos esperar un nuevo uso de armas químicas", señaló la académica del Colmex.

Marta Tawil planteó que Estados Unidos podría llevar a cabo una operación en la que haga ataques contra algún edificio relacionado con la Presidencia siria, para deslegitimar al régimen y mandar un mensaje más directo al presidente Bashar Al Assad. Incluso, propuso la académica, se podrían realizar ataques muy precisos contra las sedes de los servicios de inteligencia sirios. Sin embargo expuso que "en cualquier caso, no habrá final feliz y la reconstrucción del país así como la recomposición del tejido social sirio y la reconciliación nacional tomarán mucho tiempo".

Tawil recordó que la operación militar franco-británica, con ayuda estadounidense, que intervino en Libia no se basó en una estrategia coherente ni clara desde un inicio. De ahí que Francia tuviera que retomar las armas para intervenir en Mali meses después, adonde se habían transferido djihadistas y armas desde Libia.

"Mi preocupación es que la preferencia de Obama por una operación táctica limitada, desde sus bases en el Mediterráneo, parece solamente responder al interés de recuperar credibilidad, ya de por sí muy disminuida entre la opinión árabe y musulmana", consideró la experta en conflictos de Medio Oriente.

La tardanza para intervenir en Siria

Marta Tawil explicó que la geografía misma del país y las relaciones del partido político en el poder con otros países y organizaciones hacen que sea un escenario de operaciones militares sumamente complejo.

"Esta crisis se ha prolongado porque las fuerzas revolucionarias sirias no solamente deben enfrentar la barbarie del régimen, sino también deshacer ese gran pilar que ha sido la política exterior de la dinastía Asad: las alianzas e inferencias extranjeras que ha forjado con actores estatales y no estatales (Irán, Hezbolá, grupos iraquíes y palestinos, etc.)", expuso la académica.

ALEJANDRO DOMÍNGUEZ