16 de enero de 2014 / 09:43 p.m.

Los Ángeles.- Después de que la policía revisara su teléfono móvil como una de las pruebas relacionadas con el ataque a uno de sus vecinos de Calabasas, el cantante Justin Bieber se ha mostrado preocupado por el contenido que los agentes puedan encontrar en su celular.

Más concretamente mensajes que le relacionen con el consumo o posesión de estupefacientes y fotos en las que aparece completamente desnudo.

Las fuerzas del orden registraron la mansión del cantante el pasado martes en búsqueda de indicios que corroboraran la versión del residente afectado, una operación para la que David Thompson, el teniente encargado del caso, empleó la ayuda de 11 oficiales, según informa el portal TMZ.

"Teníamos que llevar a cabo un despliegue policial de estas características porque la mansión es enorme. Además de las habitaciones del edificio, la casa cuenta con un garaje y con un espacio para invitados también en el subsuelo. Tomamos las precauciones necesarias, ya que los dos miembros de seguridad de Justin tienen antecedentes penales", declaró Thompson al portal de noticias FoxNews.com.

Además de tomar las precauciones pertinentes debido a las inmensas proporciones del complejo, Thompson decidió llevar la operación teniendo en cuenta la posibilidad de tener que enfrentarse a personas armadas en el edificio, consciente de la "clase de gente" con la que se codea la estrella del pop.

Policía encontró cocaína

"Me han criticado por el gran despliegue policial de la operación, pero yo creo que era necesario. Teníamos que cubrir tres zonas diferentes y no teníamos ni idea de cuánta gente había en la vivienda ni con qué tipo de personas nos encontraríamos. Por esa casa ha pasado gente de todo tipo, entre ellas individuos relacionados con asuntos de armas y drogas. De hecho, nosotros éramos 12 miembros de seguridad y en la casa había 7 personas", añadió el teniente al mismo medio.

Aunque por el momento no se han encontrado pruebas que corroboren el delito de Justin, el cantante todavía no ha sido excluido de la investigación, debido a las acusaciones que ha recibido por parte del citado residente.

"El objetivo de la operación era encontrar videos o cualquier tipo de grabación que nos ayudara a aclarar la investigación; no estábamos buscando huevos. Justin no ha sido arrestado, pero sigue siendo sospechoso debido a que ha sido identificado por el residente afectado", apuntó Thompson.

Durante la redada, los policías también encontraron cocaína perteneciente a uno de los amigos del intérprete que se encontraba en ese momento en el edificio, el rapero Lil Za, quien ha sido acusado de posesión de drogas.

Agencias