5 de octubre de 2013 / 08:38 p.m.

Luisiana.- La tormenta tropical Karen continuaba perdiendo fuerza el sábado a medida que se acercaba a la costa de Luisiana, en donde se ordenó la evacuación de áreas bajas costeras.

La tormenta causó la interrupción de producción estadounidense de energía en el Golfo de México.

Los vientos sostenidos de la tormenta se redujeron a 65 kilómetros por hora, desde 105 kph registrados el jueves y 80 kph del viernes, y el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos dijo que meteorólogos en Miami no esperaban que recuperara fuerza el fin de semana.

Karen se mantendría como una tormenta tropical menor.

Con el pronóstico inicial de que se convertiría en huracán, las autoridades ordenaron la evacuación de áreas costeras bajas al sur de Nueva Orleans el viernes.

Estaban vigentes aún los avisos y advertencias de tormenta tropical para otras áreas como la zona metropolitana de Nueva Orleans y Lake Pontchartrain. Las tormentas tropicales presentan vientos de entre 63 kph a 118 kph.

Los gobernadores de Lusiana, Misisipi, Florida y Alabama declararon estado de emergencia para acelerar las preparaciones ante la tormenta y la agencia federal de emergencia llamó a algunos de sus empleados, a los que dio licencia debido a la paralización del Gobierno, para ayudar.

La producción de crudo estadounidense en el Golfo de México fue recortada a la mitad debido a que las firmas de gas y petróleo cerraron sus plataformas y evacuaron a algunos trabajadores.

El sábado, la petrolera Chevron Corp informó en un comunicado que sus trabajadores volvían a las plataformas mar adentro y que reanudaba sus operaciones en las áreas el norte del Golfo.

El Golfo representa un 19 por ciento de la producción de crudo estadounidense y un 6 por ciento del gas natural.

En las primeras horas del sábado, la tormenta se localizaba a unos 295 kilómetros al suroeste de la desembocadura del río Misisipi. Se desplazaba hacia el norte, pero según el pronóstico giraría hacia el noreste mientras cruza la costa.

La trayectoria proyectada de Karen cambió levemente hacia el oeste y se espera que toque tierra en Luisiana el sábado por la noche, mientras que llegaría a Misisipi y Alabama el domingo.

Según el CNH, la tormenta generaría unos 15 centímetros de lluvias en algunas áreas y elevaría el nivel del mar en la costa.

Reuters