20 de febrero de 2013 / 02:55 p.m.

Roma • Grecia vive hoy la primera huelga general de 2013, promovida por los dos principales sindicatos que representan a la mitad de los cuatro millones de trabajadores del país, en contra de las medidas de austeridad.

El movimiento, de 24 horas de duración, cerró escuelas, oficinas estatales, servicios públicos, mercados y el comercial en general, con los hospitales sólo con personal para atender emergencias.

Empero, los autobuses siguen funcionando y los controladores aéreos no se sumaron al paro, reportó la edición electrónica del diario griego Ekathimerini.

En Atenas, hasta tres mil policías estarán en servicio durante las manifestaciones organizadas por los sindicatos que comenzaron a las 10:30 horas (08:30 GMT).

El sindicato más grande de Grecia, la Confederación General de Trabajadores de Grecia (GSEE), indicó que la fuerza laboral se ha debilitado por las medidas de emergencia.

El movimiento en contra la austeridad se produce en medio de proyecciones de que el desempleo en el país, afectado por una crisis financiera desde hace cuatro años, llegará a 30 por ciento este año.

Grecia se mantiene a flote por miles de millones de euros procedentes de países de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional (FMI), a cambio el gobierno ha aplicado recortes de gastos y aumentos de impuestos.

Para los líderes sindicales la huelga es una respuesta a las políticas que han afectado a los trabajadores.

Desde que el país cayó en la recesión a finales de 2008, un millón de personas han perdido sus trabajos, con lo que el número total de desempleados es de un millón 350 mil, según datos oficiales de noviembre de 2012.

Varias marchas culminarán en esta jornada frente al Parlamento en la plaza Syntagma, donde violentos enfrentamientos han estallado en ocasiones anteriores.

Con sólo ocho meses en el gobierno, el primer ministro Antonis Samaras ha tomado una línea dura contra los huelguistas, invocando la ley de emergencia dos veces este año para ordenar el levantamiento de algunos movimientos laborales.

NOTIMEX