CRISTINA IBÁÑEZ
25 de abril de 2017 / 08:45 a.m.

MÉXICO.- Ninguna asesoría por parte de La Reina del Pueblo, mejor conocida como Paquita la del Barrio, llegó a las locaciones donde se está filmando su serie biográfica, pues el elenco asegura que ninguno ha tenido acercamiento con la cantante.

“Personalmente no la he conocido, pero estudié a fondo su historia, memoricé sus canciones y revisé muchas de sus entrevistas para observar su lenguaje corporal”, dijo la protagonista de la serie, Andrea Ortega­Lee.

No obstante, esta historia no pudo haberse contado sin las anécdotas y declaraciones que Francisca Viveros compartió con los guionistas, pues aunque está salpicada de ficción, es una producción inspirada en su vida personal.

“Agregamos elementos ficticios, pero respetamos su vida privada. Hay que aclarar que no es una telenovela, es una serie con lenguaje cinematográfico de calidad”, dijo el productor Marcel Ferrer.

En la colonia San Mateo Nopala, Estado de México, se reconstruyeron aquellos lugares que fueron cruciales en la vida de la intérprete de “Rata de dos patas”, como Casa Paquita, su hogar y al mismo tiempo el restaurante bar, donde arrancó su trayectoria, así como su oficina y la habitación de sus hijos cuando eran tan solo unos niños.

“Viajamos por diferentes décadas, porque abrirse camino hacia el éxito le costó varios años a Paquita. Tuvimos que cuidar todos los detalles, desde el vestuario hasta los muebles y los autos”, añadió el productor.

Alto Lucero, Veracruz, fue el lugar que vio nacer a quien ha dominado por 47 años el género ranchero; sin embargo, la magia de la televisión logró transformar ciertos sitios de la CdMx, Morelos e Hidalgo en su pueblo natal.

“Buscamos locaciones parecidas y encontramos calles en Tezontepec, Morelos, y Juchitepec, Hidalgo, que encajaban con el entorno donde creció. También grabamos en Tepito y alrededores del Estado de México”, añadió Ferrer.

Viajar por la moda de los 60, 70 y 80, fue uno de los retos más grandes a los que la producción se enfrentó, pues la historia retratará desde la infancia de Viveros hasta su llegada al éxito.

“En un día los actores podemos grabar escenas de 3 diferentes épocas; en la mañana podemos estar en la infancia de Paquita y en la noche cuando era una mujer madura y exitosa. Necesitamos de mucha concentración y físicamente a veces es agotador”, añadió la actriz Ortega­Lee.

El cuidado de los detalles fortalecerá este proyecto, pues el equipo de arte consiguió televisiones, teléfonos, muebles, prendas, perfumes y juguetes de diferentes tiempos.

“La gran diferencia entre las telenovelas y este proyecto, es que lo trabajamos como si estuviéramos haciendo cine.

Desde la iluminación y la fotografía, hasta el maquillaje, los peinados y hasta los automóviles”, comentó el productor.

La serie se estrena esta noche.