EVA GÁNDARA | @EVAGANDARA
8 de octubre de 2016 / 12:29 a.m.

MONTERREY.- Con un opening de sus músicos tocando el corrido de Monterrey, Alejandro Sanz volvió a sorprender al público regio.

El cantante español se presentó en la Arena Monterrey con su Tour Sirope, al cual le realizó un par de modificaciones ofreciendo un show distinto al de su última actuación en la ciudad, en febrero pasado.

Como novedad, el intérprete de 47 años inició su espectáculo cantando el tema "Deja que te Bese" que actualmente promociona a dueto con Marc Anthony.

Esta vez Sanz no salió de entre el público. Su arribo al escenario fue directo al filo de las 21:36 horas. "Desde Cuando" y "Quisiera Ser" siguieron en el repertorio.

Las sorpresas en la velada tampoco faltaron y durante el tema "No me Compares" el madrileño invitó a cantar a tres de los integrantes que formaron su equipo en La Voz... México cuando estuvo como coach.

"Buenas noches Monterrey, ¿todo bien? No importa lo que pase, a veces hay mejores días y otros peores. En este escenario vamos hacer todo para que hagan lo que les dé la gana. Este es su concierto, ustedes mandan, pero presiento que va a ser un gran concierto", fueron las primeras palabras del cantante justo antes de interpretar "La Música no se Toca" y luego de las complicaciones que tuvieron los miles de asistentes para llegar al recinto debido a la tormenta que cayó minutos antes de que comenzara.

El público se estremeció con la presentación del español, quien estuvo acompañado por dos coristas y un séquito de músicos con trompetas, saxofones y bajos, además del pianista y el baterista que rememoraron esos éxitos de antaño como "Mi Soledad y Yo".

Arraigado a su guitarra, Sanz brindó con sus fans, a quienes les curó el "Corazón Partío" con su talento y simpatía.

Entre las primeras filas del lugar, que lucía abarrotado, se ondearon banderas de España y el cantante recibió varias muestras de cariño por parte de sus fans.