EFE
28 de junio de 2013 / 11:06 p.m.

 

La Paz  • El Tribunal Constitucional de Bolivia considera que el fallo que permitirá al presidente Evo Morales concurrir a una segunda reelección para buscar un nuevo mandato (2015-2020) no vulnera los principios de la Carta Democrática Interamericana de la OEA.

El presidente del organismo judicial, Ruddy Flores, declaró hoy a Efe que el fallo fue sometido previamente a un test de constitucionalidad, pero también a una evaluación en su relación con instrumentos internacionales. "Se ha verificado que la sentencia no vulnera ningún principio de la Carta Democrática Interamericana", defendió Flores sobre ese fallo emitido a fines de abril.

El presidente Morales gobierna Bolivia desde el 2006, inició su segundo mandato en 2010 y buscará el tercero a partir del 2015. El magistrado defendió que el fallo se ajusta a la Constitución y fue adoptado en consenso por siete magistrados del Constitucional, aunque ha sido objeto de polémica entre el gobierno, la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Así, el partido opositor Convergencia Nacional ha anunciado que presentará una demanda de juicio de responsabilidades contra los magistrados de esa alta corte porque considera que el fallo es inconstitucional y atenta contra la democracia.

Al respecto, Flores opinó que el anuncio de juicio tiene un propósito "particularmente de carácter político", pero si en efecto hay una acción judicial, la denuncia debe ser probada o, de lo contrario, generará una responsabilidad penal en los demandantes. Flores agregó que saluda la iniciativas de quienes quieren llevar sus reclamos a organismos internacionales, porque el tribunal tiene la seguridad de que su fallo será avalado.

"Eso se ha podido verificar porque el secretario general de la OEA ha hecho una manifestación respecto de la competencia plena del Tribunal Constitucional para interpretar la Constitución y también ha señalado que es respetuoso" de sus fallos, argumentó Flores.

El secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, expresó este mes que respeta la competencia de ese tribunal para interpretar la Constitución boliviana, después de que el Gobierno boliviano rechazara las opiniones de un funcionario de esa institución sobre el intento de Morales de buscar la segunda reelección.

La polémica fue provocada porque el secretario de Asuntos Políticos de la OEA, Kevin Casas-Zamora, respondió a una misiva del ex presidente boliviano Jorge Quiroga (2001-2002) con otra carta en la que recordó que un convenio político de 2008 establecía que Morales solo podía postularse a una reelección más.

En medio de la polémica, Morales llegó a decir que algunos funcionarios de la OEA impulsan un nuevo "colonialismo para apoyar al neoliberalismo" y ratificó su deseo de que la organización continental se someta a "profundas transformaciones".