17 de junio de 2014 / 07:31 p.m.

Monterrey.- Un cuarteto de músicos encontró que entre The Beatles y Metallica existe una delgada línea: Red Hot Chilli Peppers. El peculiar hallazgo resultó en la creación de una banda regia que toca covers como Californication y Otherside.

La agrupación es liderada por el bajista Muela integrante de la banda de rock Elevador, quien reunió al vocalista argentino Pibe Lazar, el baterista Daniel Penilla y el guitarrista Fernando Chilly, integrantes de las bandas Gata Martin y Penilla Band.

Pibe y Chilly son dos músicos fanáticos de los creadores de Love me do y  Hey Jude, mientras que Muela prefiere el estruendo metálico de James Hetfield, y Penilla el reptilectric de Zoé; a final de cuentas, el cuarteto encontró en común un perfecto Give it away y decidieron llevarlo a un escenario con una sola presentación: Tributo a Red Hot Chilli Peppers.

A unos minutos de ensayar para la presentación que ofrecerán el  19 de junio en el recién reinaugurado Café Iguana,  los chicos tributo Red-Hot bromean entre ellos; Muela y Pibe advierten que Chilly llegará tarde al ensayo porque "acaba de salir de la secu", y entre carcajadas corrigen, "es profe de secu"; cuando llega, los músicos se atavían de rockeros, representan en esta ocasión a los californianos, con la ligera diferencia de que prefieren usar camisa.

"Hace cinco años se pusieron de moda los tributos", confiesa Muela. En 2012 el cuarteto se sumó a este movimiento, y por separado, y en algunos casos en conjunto ya realizaron una decena de tributos: The Beatles, Metallica, Guns n Roses y Zoé. Es la primera vez que los cuatro coincidirán en un tributo, y advierten que será también la última.

"Lo hacemos (los tributos) porque somos músicos de profesión, y pues sale un trabajo y es como si alguien te contratara, como diseñador para hacer un logo. Yo creo que así lo ven la mayoría de los músicos que hacemos tributos", explicó Chilly.

Para Muela llevar a un escenario los clásicos del rock es un sueño convertido en realidad.

"Para mi participar en tributos ha sido como el típico sueño de un niño de secundaria, tocar un concierto de puras canciones de Guns o de puras de The Doors o puras de The Beatles", dijo Muela.

Los chicos tributo fueron invitados por Café Iguana para revivir durante dos meses lo mejor de los temas que popularizó Anthony Kields, y analizan la posibilidad de coverear a otras bandas en el mismo escenario.

FOTO: Paola Ararat

PAOLA ARARAT